Madresfera Magazine 09- Marzo 2017 - Page 50

Un paseo en bici por Battersea Park (Londres) español es muy gratificante. La mayoría de mis alumnos son per- sonas que viajan a España de vez en cuando y que tienen mucho interés en aprender el idioma. Están muy motivados y disfruto mucho dándole clases. MM: En Londres, por cierto, abriste tu blog, ‘4 maletas en Londres’, donde cuentas expe- riencias tanto de la capital ingle- sa como de tu paso por Sudáfri- ca. ¿Qué te llevó a abrirlo? “Lo que más me sorprendió de Sudáfrica fue ver que todos los niños iban descalzos siempre, una costumbre que mis hijas adoptaron enseguida” DG: Abrí mi blog porque es una forma de seguir trabajan- do como periodista (mi gran pasión), y porque es una manera muy bonita de enseñarle a mis familiares y amigos los sitios que voy descubriendo en Londres y los recuerdos que tengo de Sudáfrica. Al mismo tiempo, cuento mi ex- periencia como expatriada con la esperanza de poder ayudar a todas esas personas que están en mi misma situación o que se están planteando cambiar de país. MM: ¿Y cómo llevan las peques estos cambios de resi- dencia? ¡Son ya totalmente unas niñas del mundo! DG: Mis hijas lo llevan genial, ¡mucho mejor que yo! Recuerdo que cuando decidimos venirnos a 50 • mama • MARZO 2 0 1 7 Londres no sabíamos como decírselo a las niñas, ellas eran tan felices en Sudáfrica que no sabíamos cómo se lo iban a tomar. Las veíamos hablando zulú con sus amigas, apren- diendo Afrikáans en el colegio, totalmente integradas y con- tentas con aquel estilo de vida… Pero, antes de comunicárselo al resto de familia, se lo dijimos. La mayor enseguida se entusiasmó con la idea, y la pequeña se que- dó pensando unos segundos y dijo: “vale, nos vamos a Londres, ¡pero yo después quiero vivir en China!” MM: ¿Os quedáis ya en Londres o seguís abiertos a ver mundo y vivir en otras ciudades? DG: Eso nunca se sabe. Hoy por hoy te diría que aquí nos queda una temporada muy larga pero no puedo asegurarlo. La vida da muchas vueltas… MM: Y ya para terminar, de volver a España imagino que por lo pronto ni hablamos, ¿no? DG: Me encantaría, pero no, no hay ningún proyecto de volver ni a corto ni a largo plazo, aunque soñar es gratis y, ¿quién sabe lo que nos depara el destino? ■