Madresfera Magazine 09- Marzo 2017 - Page 20

[ HISTORIAS PERSONALES ] porque no esperábamos para nada una noticia así. En segundo lugar, un gran sentimiento de culpabilidad, y esto es algo que arrastraré toda la vida. No dejo de preguntarme: ¿hacia dónde estaba mirando que no me di cuenta de que mi hija era sorda? Y, por último, miedo, mucho miedo a lo desconocido porque no sabes en un primer momento si esto tiene solución o no, cuáles son los pasos a dar, si esto requiere de una operación o si existe medicación... Teníamos un desconocimiento absoluto, era como comenzar a ca- minar sobre un precipicio”, explica Loles emocionada al otro lado del teléfono. 20 • mama • JULIO 2016 EL IMPLANTE COCLEAR Aitana se sometió a un implante coclear a los 25 meses, diez después de aquel primer diagnóstico. Pero tomar la decisión de aquella operación no fue nada fácil. Tampoco el camino que recorrieron. Tras el diagnóstico de su hija, Loles y Javier debían tomar la decisión de operarla o no. “Nos dijeron: “Si queréis que vuestra hija en algún momento pueda escuchar, tiene que pasar por un quirófano para ser implantada sí o sí porque no hay otra forma de que Aitana pueda escuchar”. La niña podía ser oralista o podíamos tomar el camino de no oralista y que se comunicara a