Madresfera Magazine 09- Marzo 2017 - Page 17

[ EL POST DEL MES ] castigos. Y en base a eso, actua- mos. Tenemos empatía pero nadie nos enseñó a gestionarla. Por eso pienso que con herramientas adecuadas, los adultos podemos aprender a ser más empáticos. La cuestión es que nuestros hijos lo absorban de forma natural para que en un futuro no les cueste tanto como nos está costando a nosotros. DO: Si miramos a nuestro alrede- dor, y vemos el mundo que tenemos, ¿hemos salido tan “bien”? Z: Si he de ser sincera, mirando el mundo que tenemos diría que es realmente desolador. DO: ¿Es posible un cambio de paradigma de la educación a través de pequeños pasos como los que se dan en la blogosfera maternal/paternal? “El error es un regalo de la vida para aprender” “Montessori es una educación para la vida, la educación tradicional es una educación para competir por ser el mejor” Z: Esa es personalmente mi esperanza. Quiero una educación respetuosa para mi hijo, pero también quiero una educación respetuosa para todos los niños del mundo, porque mi hijo vivirá con ellos. Deberíamos preparar a nuestros hijos para ser ciudadanos, no máquinas competitivas y perfec- cionistas que luchan por tener el mejor trabajo del mundo. Ya hemos visto que prepararse para trabajar en un puesto considerado a vista de la sociedad “excelente” no es la solución a nuestros males. Actuemos entonces en consecuencia. DO: ¿Qué te llevó a abrir un blog acerca de la educa- ción Montessori? Z: Querer una educación Montessori para todos. Como te comento quiero que mi hijo herede una sociedad sana y tengo la esperanza de que cambien las cosas. Si no se difunde no podrá llegar a nadie por lo que pienso que tenemos que ser muchas voces. DO: Eres educadora de profesión y por vocación. Desde tu expe- riencia, ¿qué aporta pedagogías como Montessori con respecto a otras más “tradicionales”? Z: Aprender a vivir, a ser ciuda- dano del mundo, a vivir con uno mismo y en sociedad, con los demás. Y hacerlo desde la paz, desde la resolución de conflictos sana y beneficiosa para todos; no solo para unos pocos. Mon- tessori es una educación para la vida, la educación tradicional es una educación para competir por ser el “mejor”. DO: Leemos en tu blog que dices que la maternidad ha sido la experiencia más maravillosa y a la vez difícil de tu vida. ¿Te lo ha puesto más fácil optar por un tipo de educación Montessori? Z: Al contra rio. Elegir una educación Montessori ha sido más difícil que optar por la tradicional, precisa- mente por el trabajo interior que estoy continuamen- te haciendo, y porque a veces no puedo evitar ciertos patrones que he absorbido de pequeña. Pero nadie dijo que el camino más fácil fuera el mejor. DO: ¿Qué consejos le darías a una familia que co- mienza a interesarse por otras formas de educar? Z: Que cada día hay mucha más información, herra- mientas que nos pueden ayudar a llevarlo a cabo. Y que no se dejen amedrentar por los comentarios, aunque sé que resulta difícil, pero se trata del futuro de nuestros pequeños. ■ MARZO 2017 • mama • 17