Madresfera Magazine 06 - Septiembre 2016 - Page 85

[ SOLIDARIDAD ] vitalidad, y es muy fuerte”. Para Eduardo y Elena su hijo es un ejemplo diario. Mateo encontró médula pero ellos no han abandonado la lucha que iniciaron en 2013 y siguen reivindicando la necesidad de las donaciones de médula para salvar vidas porque, como bien saben, cada vez se conoce más en qué consiste la donación de médula y se le tiene menos miedo pero todavía sigue a la cola si lo comparamos con otro tipo de donaciones. “Poco más de 200.000 donantes en un país de más de 46 millones de personas, que es el primer país del mundo en donación de sangre, que tiene unas cifras tan altas de donación de órganos, es una cifra absurda. Y esto pasa porque aún hay una gran carencia de información que poco a poco, entre muchas iniciativas como la nuestra, Médula para Todos, Unidos por la Médula, Isabelados, Dedos Arriba por Guille, Médula para Valeria o Uno entre cien mil vamos paliando”. Un largo camino por recorrer Cuando comenzaron “Médula para Mateo” sólo 140.000 personas eran donantes de médula en España. Un mes después ya habían conseguido que se sumaran a ese dato 6.000 nuevos donantes. A final de 2013 la cifra de donantes en España cubría un reto histórico y el número no ha dejado de crecer. “En estos tres años hemos conseguido más donantes que el total de los que se consiguieron en los anteriores 10 años, y queremos creer que hemos influido en ello. Pero faltan muchos más y por eso tenemos que seguir luchando”. Si bien gracias a las campañas emprendidas por diferentes asociaciones e iniciativas como la suya se han conseguido grandes cosas no podemos olvidar que el recorrido es muy largo. Según nos explican Eduardo y Elena se necesitan más campañas informativas que expliquen bien el proceso de forma que se ponga fin a los bulos y los miedos. “La gente suele confundir la donación de médula ósea con la médula espinal, y no tiene nada que ver. Pero esto es un proceso en el que, si tienes la suerte de ser compatible con alguien, puedes salvarle la vida tan solo exponiéndote a un proceso de afére- sis (que es como una trasfusión de sangre pero que dura mucho más tiempo, en el que cedes parte de tus células madre al donante) o con una punción en la cadera, tras la que un día después estás en tu casa sin ninguna consecuencia. Es la única donación en la que en vida, puedes salvar a alguien sin perder nada, ya que tus células se vuelven a regenerar rápidamente y no hay ninguna consecuencia para ti”. Insisten también en que se necesitan más campañas de información pública y piden más apoyo por parte del Gobierno, las Comunidades Autónomas y de entidades como la Organización Nacional de Trasplantes que “aunque hacen acciones, los datos demuestran que no son suficientes”. Mirando hacia el futuro “Médula para Mateo” organiza la Carrera Solidaria Médula para Mateo, que este año ya ha celebrado su tercera edición, como parte de su plan de acciones de concienciación pero tienen más proyectos en mente para seguir promoviendo la donación de médula: “Seguimos a diario concienciando a la gente a través de las redes sociales pero también hacemos acciones puntuales con empresas. También nos sumamos a todas las iniciativas que organizan otros movimientos y siempre estamos buscando nuevos proyectos para que nuestro mensaje llegue a más gente”, aseguran. Nos vemos en la obligación de preguntarles qué hay que hacer para donar médula en España y no puede ser más sencillo: “Basta con un simple análisis de sangre a través del cual se lleva a cabo un tipaje HLA (ven tu información genética). Esa información se incluye después en el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) y en el Banco Mundial de donantes. Si tenemos la suerte de ser compatible con alguien nos llaman para hacer la donación que consiste en una extracción de sangre medular que se realiza o por citoaféresis (del brazo) o por punción en la cadera (con anestesia epidural para que no te duela). No hay riesgos para el donante y las células donadas se regeneran completamente. En nuestra web disponemos de todos los datos y lugares en los que podemos hacernos donantes”. ■ “Cuando te dicen que tu hijo de dos meses tiene cáncer y que sólo puede salvarle un trasplante de médula, tu mundo se viene abajo” SEPTIEMBRE 2016 • mama • 85