Madresfera Magazine 06 - Septiembre 2016 - Page 81

[ SANA-MENTE ] más importante es la normalidad y la integración de esta temática en el día a día: “Tratar un día de repente el tema cuando lo llevamos evitando toda la vida no tiene sentido. Es inútil. Hay que empezar desde pequeños empleando situaciones cotidianas. Si no sabemos cómo iniciar la conversación podemos utilizar preguntas del tipo “¿Y tú qué sabes sobre eso?”, “¡Ah! Y eso, ¿qué crees que significa?” o “¿Qué harías tú si...?”. Si es realmente tratado como un tema normal, no necesita “meterse con calzador” en las conversaciones”. como herramienta de prevención de riesgos sexuales sino también como una forma de conseguir, por fin, una educación sexual de calidad. Libre de tabúes y falsas creencias. “Una materia en la que se hablase del autoconocimiento, de la autoestima, de la seguridad en uno mismo y en las relaciones igualitarias con los otros. Una materia que contribuyese a prevenir riesgos sexuales pero, sobre todo, a formar personas maduras y felices en sus futuras relaciones de pareja”, concluye. ■ La educación sexual en la escuela La pregunta a Felipe Hurtado, Presidente de la Asociación de Especialistas en Sexología, se hace obligada: ¿Se maneja bien el tema del sexo en los colegios o es necesaria una mejor educación sexual? “Desde nuestra experiencia observamos que hay Comunidades Autónomas que no tienen programas específicos de educación sexual en los colegios. En otras, como por ejemplo la Comunidad Valenciana, sí que los hay pero son demasiado breves (solamente se hace en 3º de la ESO) e, incluso, hay colegios privados y concertados religiosos donde ni siquiera se permite que se realice. Por tanto, sigue habiendo una gran desigualdad en el acceso a la información en educación sexual en un importante número de adolescentes y de niños que se solucionaría con una asignatura de educación sexual obligatoria que ofreciera educación sexual de calidad con bases científicas”, responde. Nayara, además, considera que “la inversión económica es mínima” y que actualmente se siguen tapando agujeros con charlas puntuales que han demostrado ser claramente insuficientes. “Los países nórdicos son un ejemplo a seguir para nuestro sistema educativo: integran la educación sexual en el aula de una forma excepcional y así ۜYY[[\Y[ܙ\0[X\H[X\^\XY\\\p\Z\H[Z\pۈH[X[ۙ\H\YYX\p\[\B[X[H\[X[ۙ\^X[\'K[K&^\[Y[[&H Y]ܚX[[]K MH\[X\XX[Y[H\YYHݙ[\H LBNp[ˈH]]ܘK^X\HX[\][B\ܝ\Hܘ[]H\[HHHܛX[^Xpۂ[^HH^X[YY[HYYYXX[\ۙY[H\Y\p\X]X[\؜B[[XKHؚ]]\]YHY\[\˜\[[HH^]YHH\[Y[\HH^0HYX[\XH[\[\[B\Yۘ]\H[\\Y[\]YH\Y\BTQSPH M8(X[XB( B