Madresfera Magazine 06 - Septiembre 2016 - Page 51

[ BLOGUEROS EXPATRIADOS ] ahora el padre de la piccola. Pero el destino nos tenía preparados caminos diferentes hasta que al final, en el 2012, nos reencontramos de nuevo para quedarnos juntos ¡forever! Fue por él por quien me vine a Italia y aquí seguimos. Diferentes culturas, gentes, comidas... ¿En qué país te has sentido mejor o más en tu sitio? Definitivamente en mi país adoptivo del momento, Italia. El estilo de vida, la gente, el clima, la comida… Todo es muy parecido a lo que son mis raíces. A pesar de haber disfrutado mucho la diferencia de culturas y costumbres de los otros países creo que sentirse como en casa no tiene precio. No es fácil estar fuera de “casa”. ¿Cuál es la situación más complicada a la que te has tenido que enfrentar hasta el momento? Creo que hay muchos momentos en los que se echa de menos la “casa”, pero desde que me fui a los 18 han habido dos situaciones en las que he echado verdaderamente de menos a mi familia (sobretodo a mi madre) y a mi mundo. El primero fue cuando tuve un accidente en coche en Sudáfrica. Por suerte se quedó en un susto y solo me fracturé el esternón, pero recuerdo que esos días en el hospital no dejaba de pensar en mi familia y me hubiera encantado poder abrazar a todos y sentir ese calor que solo la familia te puede dar. Y la segunda situación, aunque no fue del todo complicada, pero sí que me hubiera gustado estar en casa, fue cuando me convertí en madre. El día de la llegada de la piccola es- taban todos presentes, pero cuando se volvieron a casa y me vi sola ante el peligro… Ahí me di cuenta de que estar en casa hubiera facilitado bastante las cosas. Vives en plena Toscana. Sabes que vas a dar mucha envidia a la gente, ¿no? Cuéntanos, ¿cómo es la vida allí? ¿Tan romántica y bucólica como imaginamos? ¿Envidia? (Risas). Sí, sinceramente es una zona muy bonita, se vive bien, se come bien y la gente es encantadora. Pero eso no significa que vivamos en una historia romántica en continuo donde bebemos vinos buenos, comemos y hacemos el amor todo el día. ¡Ojal HH\œKX[\]XH[\HH]YYYY\[۝\[ۙ\[[Yܙ\ۙHY\Y[H\\[Y[0XH[H]\[^K\]pHY[[[HY\H\pۂ܈HZYK܈\Y[\H\[[\XY[œ\]\[\]^H\\\[HYHHZYBXK\H[^HYHYZ܈]YH[H۝[[HZYHH[Y[[[˂[[Z\\\Hܝ[YYHY\B\XY[X[ۙ\HY\\[\\[X\\H]ZY[\]ZY\[XZ\[0K]YH\[Y\ˋH[ZY[Y[HHHHYYH\\ܙ[XHHH]YXKY[HH\\X\][\˜]YY\]YH^H܈\]pK\[\XH\XY[X[ۙ\\[X[\ˈZHXY[XpۈY\[œ\XHH[]YH\K[XܜYH HYXX]›Z[[[HHHH^XHH]YHHYYBY\[[[\[\ [XH[\BTQSPH M8(X[XB( LB