Madresfera Magazine 06 - Septiembre 2016 - Page 39

N PORTA E me paso el día poniendo películas a los alumnos, no estoy aprovechando esa tecnología, pero si la uso para potenciar el trabajo en equipo, cooperativo y por proyectos la tecnología puede ser maravillosa. La tecnología tiene que estar al servicio de lo queramos que sea la educación. Hay docentes que defienden que hay asignaturas con más peso que requieren una enseñanza menos emocional o tecnológica y más académica... ¿Se pueden aplicar los proyectos igual a Historia o Matemáticas que, por ejemplo, a Educación para la ciudadanía? Por supuesto que sí. No veo qué puede haber de diferente entre una cosa y otra. Tú quieres que los niños aprendan unas cosas y las pueden aprender aplicándolas y vinculándolas con la vida. ¿Por qué no van a diseñar o a utilizar programas informáticos que les permitan comprender mucho mejor las ecuaciones? El aprendizaje haciendo se puede aplicar a cualquier cosa, por mucho peso que tenga esa asignatura. Precisamente, gracias a eso se aprende mucho más y son muchos más los niños que aprenden cuando trabajan desde un modelo de acción. Pretender, hoy en día, con todo lo que han avanzado la neurociencia, la psicología o la didáctica, concebir al alumno como un receptor de información es parte de una visión profundamente atrasada, propia del siglo XIX. El papel de las emociones y de la motivación en el aprendizaje ha quedado más que demostrado. Yo soy orientador y todos los niños, y especialmente los que tienen necesidades espe- “Si quieres trabajar contra el acoso escolar y no cuentas con los alumnos no tienes nada que hacer” ciales, necesitan de esa motivación. Hay que trabajar con la persona completa, con su pensamiento pero también con sus emociones. Antes hablabas de la necesidad de tener más en cuenta a los profesores. Hemos hablado con Auli Leskinen, directora del Instituto Iberoamericano de Finlandia y experta en el sistema educativo finlandés, y nos ha dicho que los profesores son el centro del sistema educativo, un profesional con mucho prestigio y muy bien valorado, lo que hace que muchos niños quieran ser profesores. En España, ¿valoramos la figura del docente? En Finlandia pasa como con medicina aquí: el que tiene la nota más alta, va para profesor. Aquí no se valora necesariamente a la figura del docente y creo que tiene mucho que ver con la forma en que la administración estimula a los docentes. Los gobiernos tienen responsabilidad en valorar todo lo que implica la educación y el papel del profesor, y creo que en ese sentido, como he dicho antes, estamos un poco huérfanos. Hay que DA ORME I NF mejorar la imagen del profesorado y poner más en valor el muy buen trabajo que se está haciendo, porque se están sacando adelante a muchos chavales y la sociedad se tiene que sentir orgullosa. Pero eso hay que estimularlo. En ese sentido, el libro blanco del profesorado de José Antonio Marina propone cosas como un MIR para profesores o la vinculación del sueldo de los docentes a su rendimiento. ¿Son propuestas acertadas y necesarias? No estoy seguro de que sea la mejor propuesta. Creo que hay que trabajar sobre la formación del profesorado, que es muy importante. Creo que tenemos un sistema de control de acceso a la función docente que no refleja y no mide la capacidad de los profesores para dar clase, sino solamente la capacidad para memorizar unos temas. Es verdad que hay que revisar algunas cuestiones y aunque no comparto las soluciones que plantea Marina, sí que comparto que existe algo manifiestamente mejorable. Y para terminar, ¿Qué convierte a uno en un buen profesor para el docente más innovador de España? Si tuviera que reunir en una frase lo que yo creo que es un buen profesor sería que es una persona a la que le importan sus alumnos. Si te importan, vas a hacer muchas cosas, vas a tener expectativas, vas a dar más oportunidad al aprendizaje, vas a trabajar más en tus clases, vas a pensar la forma de sacarlos a todos adelante... En la medida en que te importa lo que tienes delante, vas a luchar por ello. ■ SEPTIEMBRE 2016 • mama • 39