Madresfera Magazine 06 - Septiembre 2016 - Page 29

N PORTA E Grecia (7,6%), Italia (8%) y Rumanía (8,1%) el peso del gasto educativo en el conjunto de los gastos públicos era inferior al de España (9,1%), que se situaba 1,2 puntos por debajo de la media europea, fijada en el 10,3%. En 2013, también, España tenía el honor de convertirse junto a Italia en el único país que reducía su inversión en educación por cuarto año consecutivo. En esos cuatro años la caída acumulada de la inversión en España ascendía hasta un 13,2%. Lejos, muy lejos, de la caída media registrada por el conjunto de los países de la Unión Europea (1,2%). En nuestro país, el 84% del gasto total en educación se realiza por parte de las Comunidades Autónomas. Según el informe “Sanidad, Educación y Protección Social: recortes durante la crisis”, elaborado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) y presentado en abril de 2016, durante el periodo 2011-2014 las autonomías redujeron una media del 9% del PIB su inversión en gastos dedicados al Estado del bienestar. Dentro de esa reducción, el epígrafe contable más afectado es el de la educación, con un descenso medio del 16,4% (19,4% en términos reales si tenemos en cuenta la inflación). A la cabeza de los recortes Castilla la Mancha (28,6%), seguida de Cataluña (21,3%), Cantabria y la Comunidad Valenciana (ambas por encima del 18%). Si hablamos en términos reales, ninguna Comunidad se quedaría por debajo del 10% de recorte presupuestario. dos a la educación en España se habrían realizado principalmente de las partidas destinadas a los consumos intermedios (37%) y de forma muy especial, debido al aumento de la ratio de alumnos por profesor (lo que reduce el número de profesores y el número de clases) y a las reducciones de sueldo. Es decir, a la remuneración de los asalariados, los profesores (50%). El caso de Finlandia Según los últimos datos facilitados por el Gobierno español, nuestro país se situaría en el ya mencionado porcentaje de inversión en educación en un 4,19% del PIB (2015), muy lejos de países como Dinamarca (8,55% en 2011) o Finlandia (7,19% en 2012), estados cuyo gasto en educación per capita (3.778€ y 2.654€, respectivamen- DA ORME I NF te), también se sitúa muy por encima del realizado en España (1.027€). “A finales de los ‘60 hubo un gran debate en nuestro parlamento sobre el modelo educativo que íbamos a adoptar”, explica a Madresfera Magazine Auli Leskinen, directora del Instituto Iberoamericano de Finlandia en Madrid. Finalmente, el país nórdico decidió optar por un sistema estatal de educación pública y para todos fundamentado en tres bases: un criterio de igualdad de oportunidades entre las regiones geográficas y las clases sociales; un aumento de la inversión pública en educación; y lo más importante, un trabajado sistema de selección y formación del profesorado. “Los profesores son la piedra angular del sistema educativo finlandés y sin su esfuerzo y su competencia profesional no estaríamos donde estamos ahora”, asegura Leskinen, que enfatiza la importancia de que la profesión de docente sea valorada como se merece: Según el citado informe, los recortes sobre los gastos destinaSEPTIEMBRE 2016 • mama • 29