Madresfera Magazine 06 - Septiembre 2016 - Page 28

C on mucha frecuencia el profesorado queda al margen de los procesos de cambio; sin embargo, es quien tiene la responsabilidad de aplicarlos y si no se obtienen los resultados esperados es a quien se le suele responsabilizar”, afirma Héctor Monarca, coautor junto a Noelia Fernández y César Piedrahita del Estudio de Opinión sobre la LOMCE. Para el profesor del Departamento de Didáctica y Teoría de la Educación de la Universidad Autónoma de Madrid, las leyes educativas y los procesos de cambio en general “no tendrán éxito” sin la participación de los diversos actores implicados y, de forma especial del profesorado, “quien debe ser considerado realmente como un profesional, con todo lo que ello supone, y no como un técnico que debe aplicar las decisiones que otros toman”. Es decir, el profesor debería formar parte “desde el inicio” de los procesos de cambio, ya que es una figura “clave” en los mismos y su trabajo acaba teniendo “repercusiones” en personas concretas, en los estudiantes. En ese sentido, Monarca contrapone la importancia que tienen las iniciativas de los docentes “para sostener proyectos e innovaciones” con el papel que éstos juegan en los procesos de cambio, que muchas veces queda reducido al mínimo “por la manera en que estos procesos son pensados y desarrollados”. Unos deciden y otros, que por regla general son los que están más cerca de los alumnos y conocen sus necesidades, se limitan a aplicar lo acordado en los despachos. 28