Madresfera Magazine 04- Mayo 2016 - Page 67

[ PROYECTOS BLOGUEROS ] no hay excusas para comprar libros en vez de chucherías? “¡Ni una sola!”, asegura. Otra particularidad de estos pequeños libros es que, además de en castellano, se pueden adquirir en euskera y catalán. “Una de mis lenguas maternas es el catalán y una de las lenguas maternas de mi niña es el euskera (y el castellano y el alemán). A las lenguas hay que amarlas y abrazarlas. Cuantas más, mejor”, asegura Gessamí. “Lo mejor de ser autónomo es tener libertad para poder rectificar los pasos que has dado y rediseñar los siguientes.” En el manifiesto de la editorial, su fundadora ya nos dice que tiene muy claro su objetivo: “Hacer feliz a la gente”. Y por el feedback que recibe, cree que lo está consiguiendo: “Los libros parten de unas historias que se cuecen en las mentes de los autores, que se aderezan con los maravillosos dibujos de los ilustradores, que mezclo con un toque mágico en la cocina de los Minis y, cuando salen del horno, vuelan hasta los dormitorios infantiles para que unos adultos les pongan voz. Un Mini, y cualquier libro, nace de algo muy personal y, con suerte, llega al corazón del lector. ¿Le ha gustado? ¿El libro le ha hecho vibrar aunque sea un poco? ¿Eso que sale ahí es una sonrisa? Para mí, emocionar a los lectores con un Mini es crear felicidad porque somos humanos y necesitamos sentir”. Tras el éxito de la primera hornada de seis minis lanzada en diciembre de 2014, un año más tarde llegó la segunda. Y la respuesta de la gente a ambos lanzamientos fue para Gessamí “muy positiva”. “Muchas de las personas que habían comprado los primeros, han comprado los segundos, y gente que se acerca por primera vez a la web, compra los primeros y, luego, repite con los segundos. Es muy bonito”. ¿Podemos entonces esperar una tercera colección? “En diciembre habrá una tercera. ¡Tenemos Minis para mucho rato!”. ■ MAYO 2016 • mama • 67