Madresfera Magazine 01 - Noviembre 2015 - Page 60

[ SALUD ] Violencia obstétrica: un fenómeno invisible POR DIANA OLIVER Muchas mujeres sufren en todo el mundo las consecuencias de la violencia obstétrica sin que ni siquiera lo sepan. Se trata de un tipo de violencia invisibilizada, y no reconocida socialmente como tal, que se oculta tras la bandera de los supuestos protocolos hospitalarios y de la ciencia pero que queda lejos de ambos. Obligar a una mujer a parir en un potro o a no moverse durante el proceso de parto, realizar episotomías injustificadas o tratar de forma paternalista y vejatoria son algunas de las prácticas más comunes de los hospitales y que van en contra tanto de las propias leyes como de la evidencia científica. E l 25 de noviembre es el ‘Día Internacional contra la Violencia contra las Mujeres’. La violencia obstétrica es una forma de violencia de género más, por lo que es el día perfecto para darle voz a todas las asociaciones que trabajan por un parto respetado y más humanizado. Además, es un grave problema de salud pública, como bien ha dejado claro en reiteradas ocasiones la Organización Mundial de la Salud, organismo que en septiembre de 2014 publicaba un documento en el que denunciaba la falta de respeto y el maltrato en la atención al parto. En el mismo, la OMS insistía en la importancia de establecer ciertas medidas de “control de calidad” en los centros hospitalarios, así como la implicación de todos los partícipes, incluidas las mujeres, quienes a menudo no son conscientes de que determinadas actitudes o acciones forman parte de esa violencia invisible. “Dispensar un trato deshumanizado, privar a la mujer de su capacidad de decidir, privarla de intimidad, obli- 60 • mama • NOVIEMBRE 2015 garla a parir en un potro en contra de su voluntad, recibir frases despreciativas con respecto a su capacidad para dar a luz por sí misma, etc. En definitiva, minusvalorar la capacidad de la mujer para dar a luz por sí misma” es la definición que Francisca Guillén, abogada feminista de El Parto es Nuestro y miembro del Observatorio de Violencia Obstétrica, da al término de violencia obstétrica. Muchas madres quedan marcadas física o/y emocionalmente como causa de prácticas innecesarias o desaconsejadas científicamente. El trato despectivo o paternalista, el abuso de medicación o instrumental y la falta de información a la parturienta son algunas de las formas de violencia obstétrica que muchas mujeres sufren en nuestro país. Para Jorge Romero, matrón del Hospital de Valme de Sevilla y padre de tres hijos, “hay multitud de prácticas que podrían englobarse dentro de esta denominación y que encontramos a diario. Entre las más habituales destacaría el hecho