Madresfera Magazine 01 - Noviembre 2015 - Page 50

[ CULTURETA ] en el que apoyarse, pero no creo que viva en soledad su maternidad. Crecemos en un entorno que ya es así y mucha madres ni siquiera se plantean el hecho de ‘compartir’ su maternidad”. SOCIEDAD INTERNET Otra de las características que Zygmunt Bauman atribuye a las sociedades líquidas es el auge de la precariedad, la transitoriedad y la volatilidad de nuestras relaciones. Internet, por tanto, es el paradigma de este nuevo concepto relacional cuya mejor expresión podría ser esa vinculación sin rostro que ofrece la web. La red de redes es el ecosistema perfecto para la proliferación de relaciones frías, sin implicación, que se pueden desechar al primer contratiempo porque en ellas no se asume ningún tipo de compromiso. “La soledad nos hace sentir más miedo (otro de los atributos característicos de las sociedades líquidas), hace que tengamos menos manos en las que apoyarnos. En ese contexto, Internet no es nada más ni nada menos que la sociedad actual en relación. Nos ha gustado tanto que nos hemos echado a las redes con toda la pasión del mundo porque necesitábamos reconstruir la comunicación como agua de mayo”, reflexiona Cira Crespo. también un canal en el que descubrir qué identidad quieres para tu maternidad, descubrir inclusive con qué estás de acuerdo y con qué no. También es una manera de enfrentar la incertidumbre constante a la que estamos sometidos. Sobre todo en este contexto en el que “no te enseñan a vivir la maternidad” sino que nos enseñan a cómo ser “buenas madres” mediante el consumo y lo que los medios nos marcan como ‘correcto’ o no”. En ese sentido, la autora de Menuda noche me ha dado, considera que las características de la sociedad líquida “hacen que entren en conflicto aquello que nos enseñaron (y que era válido en un momento social distinto al actual), y aquello que realmente es”. En su opinión, más que hablar de maternidades líquidas podríamos hablar de las consecuencias de la sociedad líquida en la maternidad: “Afrontar la maternidad desde una perspectiva global, que estamos aprendiendo, es complejo. Como consecuencia de la liquidez social actual las mujeres no tienen referentes anteriores sobre cómo ser ‘buenas madres’. Es difícil ‘sentirse preparada’ o sentir que ‘es el momento’, ‘que puedes’. Internet se convierte entonces en un lugar en el que encontrar mujeres auténticas que comparten con nosotras algo. Algo que nos oriente y enfoque, que nos dé confianza en este mundo que parece se ha vuelto loco y no tiene por donde agarrarse”. “Como consecuencia de la liquidez de la sociedad acutal las mujeres no tienen referentes” La cuestión es si la soledad, unida a esa vorágine de sentimientos y novedades que acompañan a la maternidad, acaba empujando a las madres hacia Internet en busca de apoyos, comunicación y comprensión. La autora de Maternalias lo tiene claro: “Los humanos somos seres sociales y estar solos en nuestras casas no nos gusta nada. Nos gusta hablar, compartir, criticar, conocer. Eso pasa en cualquier circunstancia, pero imagínate cuando tu vida se queda patas arriba, cuando nace tu hija y nunca habías visto una cosa tan hermosa que necesita tanto y no tienes ni idea de qué hacer con ella... La necesidad de hablar de todo ello en esos momentos diría que es casi física. Y entonces abres la pantallita del ordenador, a ver si hay alguien por ahí”. La socióloga Samantha Álvarez, por su parte, no cree que la soledad sea siempre la razón que lleve a las madres a buscar apoyo en Internet. “La red es 50 • mama • NOVIEMBRE 2015 Preguntamos a la autora de Madres en red: del lavadero a la blogsfera, qué ha aportado internet a la maternidad, en qué ayuda a las madres a la hora de combatir la sensación de soledad que acompaña a muchas de ellas. Cira Crespo destaca tres aspectos: Por un lado la compañía (“Puedes interaccionar con otras madres, con gente afín, que está pasando lo mismo que tú. Eso te acompaña mucho y te hace minimizar muchos problemas”); por otro, la seguridad, un antídoto contra el miedo (“Te da información interesante y tomas decisiones con más seguridad y conocimiento de causa”); por último, la búsqueda de nuevos referentes ante la ausencia de los tradicionales (“Conoces otras realidades, manera diferentes de