Madresfera Magazine 01 - Noviembre 2015 - Page 29

[ UN VISTAZO FUERA ] trabajadores de la firma. Podría parecer que está alejado del mundanal ruido, pero nada más lejos de la realidad. A base de diferentes alternativas de estudio y desarrollo de proyectos innovadores y última tecnología como la impresión en 3D, la sede de Älmhult busca convertirse en el Silicon Valley del diseño y reclutar, atraer y congregar cada vez más estudiantes, nuevos talentos de todos los países y genios consagrados para integrarse en sus filas y ser el centro del mundo del diseño, la creatividad y la innovación. Dentro de sus centros de diseño, en sus oficinas, en sus almacenes, hasta en su centro de ocio y gimnasio para sus empleados, en todas partes se respira un aire cosmopolita, de innovación, de avance constante y de reto al inmovilismo que contrasta con el apacible entorno de apenas 9.000 habitantes. Pero ¿esto es casual? ¿Es el agua de la zona? ¿O que no toman postre después de comer? ¿Dónde reside el éxito de IKEA? ¿Qué tiene esta marca nórdica que ha conseguido invadir nuestras casas con sus muebles de nombres impronunciables? ¿Cómo se construye un gigante de esta magnitud para que logre entrar e influir en nuestras vidas de esta manera? Porque lo que está claro, y más después de haber conocido lo que Älmuhlt aloja, es que detrás de las fachadas azules y amarillas que van multiplicándose de país en país, detrás de las albóndigas con banderitas, detrás de la aparente uniformidad y la globalización, hay una gigante infraestructura con una filosofía y unos valores que han revolucionado el mundo del diseño y la decoración. Pues todo buen plato está basado en buenos ingredientes, y en este caso 5 son los conceptos que, como una fórmula magistral, como esa fórmula secreta de la Coca-Cola, IKEA combina de manera muy hábil en todos sus mensajes: función, forma, calidad, sostenibilidad y precios reducidos. Combínelos como quiera, nos dirán, pero siempre tendrá el mismo resultado: su Democratic Design, su receta estrella