Madresfera Magazine 01 - Noviembre 2015 - Page 26

[ BLOGUEROS EXPATRIADOS ] hay montones de madres que, igual que yo, buscan compañía, poder hablar con otras mujeres con ideas e inquietudes similares. Por supuesto, no somos todas iguales, cada una tiene su personalidad, pero con el trato frecuente no es difícil ir encontrando personas afines a nosotras. Al vivir fuera de España la relación es casi siempre virtual, pero en cada viaje a Barcelona aprovecho para ir conociendo a las que viven ahí, y mientras tanto, hablamos en los blogs, Twitter o Whatsapp. ¿Qué dirías que es lo que más te gusta, y lo que menos, de la blogosfera maternal? No me gusta la competitividad que hay a veces entre madres. Esto no es ninguna competición, no hay por qué darnos codazos unas a otras para llegar a la meta, porque cada una tiene su propio camino. Es mejor hacer piña y apoyarse ¡todas salimos ganando! La mayor parte de interacciones en la blogosfera maternal son de lo más normal, pero de vez en cuando sí veo comentarios o actitudes que no me gustan. Por otro lado, me gusta mucho aprender de otras madres más veteranas. Aunque son minoría, hay algunas con hijos que ya no son bebés y es genial poder hablar con ellas de adolescencia o de cómo enfocar algunos temas con los hijos, en vez de quedarnos sólo en pañales y cólicos. ¿Crees que es más fácil ser mamá en Bulgaria que en España? Es relativo, eso depende de muchos factores, no sólo del país. ¿Qué tipo de bajas, permisos y ayudas tenéis las madres en Bulgaria? La baja de maternidad es de dos años, con derecho a un tercero de excedencia. El primer año se cobra un 80% del sueldo, pero al estar exento de impuestos la cantidad es más o menos la misma que antes de coger la baja. El segundo año se cobra más o menos la mitad del sueldo, y a partir de ahí la madre tiene derecho a cogerse un tercer año de excedencia, es decir conservando el puesto pero sin sueldo. Hablamos de sueldos muy bajos, no es ningún chollo, pero al menos no hay que llevar bebés de 16 semanas a la guardería como en España. Hay ayudas económicas para familias de pocos recursos, que aunque son poco más que calderilla, duran hasta la mayoría de edad de los niños. 26 • mama • NOVIEMBRE 2015 Cambiar de España a Bulgaria no ha tenido que ser fácil. ¿Cómo es la vida de una barcelonesa en Bulgaria? La adaptación es cuestión de actitud. A mí al principio me costó mucho, porque llegué con un bebé recién nacido, en pleno invierno (a -15ºC), sin conocer a nadie y sin saber el idioma. El idioma es complicado porque es una lengua e