Literary Arts Magazine Spring 2019 - Page 62

NATIVE LANGUAGES ENTRIES Spanish Ginger Perez Mi estimado compañero estudiante in- migrante resiliente, la Trinidad Divina y la vida nos concedió la oportunidad de estar aquí y ahora con una gran familia quienes nos acobijó en el momento justo y precioso, de como si y solo si…después de la lluvia sale el ‘Sol’ y que al final del túnel vemos una ‘Luz’ y le añadiría además que existe un manantial en me- dio del ‘Desierto’ y es Carlos Rosario. Elizabeth Mosquera Gutierrez Soy colombiana. Estoy estudiando inglés en el segundo nivel. Para mí ha sido un poco complicado aprender una segun- da lengua pero considero que hay que ponerle ganas y no hay que rendirse sino intentar por lo menos cinco veces para decir después ‘no puedo, no soy capaz.’ Espero que sea de gran oportunidad en tu vida y en este trayecto que juntos y uni- dos de la mano como hermanos recor- remos, el haberte compartido y dado a conocer de una herramienta que se llama ‘Resiliencia’ sobre los pilares y las fuentes interactivas, te invito a que cuando estén en situaciones de adversidad, recúerda- las y ponlas en práctica, y busca, busca de nuestra familia que segura estoy que ella siempre está y estará allí, dispuesta incondicionalmente con y para nosotros. Y eso lo estoy haciendo para aprender el inglés. Para mí esta escuela se ha con- vertido en mi segundo hogar donde hay personas de diferentes países y eso se le hace enriquecedora, cultural, fenomenal, y divertida. Las costumbres de nuestros países se hacen visibles en la escuela. Carmen Portillo Soy una mujer migrante de El Salvador. Vine a este país hace un tiempo, no vine buscando el sueño americano, vine para salvarguardar la vida de mi familia y la mía misma. En El Salvador tenía 14 años de trabajar con el gobierno como maestra en el área rural. Soy una mujer profesion- al, tengo dos profesorados y una licenci- atura en educación, las cuales validé reci- entemente aquí en los Estados Unidos. En El Salvador fui profesora univer- sitaria y trabajé como Coordinadora de la famila Laycal Angel de la Guar- da y AMERINDIA por 10 años. En los últimos años fui miembro activo de la familia Scalabriniana en El Salva- dor. A través de estas experiencias tuve la oportunidad de ayudar y asistir a las personas migrantes en su ruta migratoria en las casas del Migrante, en donde también representé a estas organiciones en conferencias, talleres y foros en la región latinoamericana… Por mi profesión de maestra en el área rural, fui amenazada por las pandillas en mi lugar de trabajo, debido a que participé en un proyecto de formación a la comunidad sobre seguridad, violen- cia, víctimas de trata, tráfico ilícito de migrantes dirigido a los jóvenes de la comunidad…Mi familia y yo tuvimos que salir de nuestro país hacia Estados Unidos y dejar todo lo que teníamos… El reto de la adaptación a este país fue muy lento y con muchos problemas ya que el primer obstáculo fue conse- guir un seguro de salud para mi famil- ia…Poco a poco me fui dando cuenta de algunos lugares que proporcionan servicios de salud…El idioma inglés es una prioridad si queremos salir adelan- te en este país y es una herramienta imprescindible para poder acceder a un trabajo formal, con beneficios y digno. 62