LifeGrid Magazine March 2018 - Page 17

Lo Imposible Se Puede Lograr por Wanda Veloz La cita que da título a este artículo no es mía. Es el lema de Luis Andrés Pérez López, quien es un joven artista Dominicano hijo de Francisca López y Luis Pérez Ripol, nacido el 8 de Diciembre del 1989. Para mí, es un joven inspirador, talentoso y que nos trae una historia y trayectoria conmovedora, con grandes retos y logros, mostrándonos que con determinación podemos llegar más allá de nuestros límites percibidos. Los retos en su vida se presen- taron temprano. Después de algunas complica- ciones de salud a los pocos meses de nacido, Luis Andrés pierde la capacidad auditiva, lo cual no le resulta un impedimento en su vida gracias al soporte y la entrega de sus padres, los cuales impulsan su crecimiento y desarrollo con mucha orientación al arte, ya que desde muy pequeño demostró grandes habilidades para el dibujo y los colores. Sus primeros pasos en la pintura comienzan formal- mente en el año 2003, en la escuela de pintura del gran artista dominicano Guillo Pérez, donde todos sus profesores, a pesar de poder transmitir su cono- cimiento al joven artista sólo mediante señas y lectu- ra de labios, siempre lograron de él los resultados deseados. Su experiencia como artista aumenta cuando conoce a su profesor Silvio Reyes, con quien se compenetra al máxi mo y del cual recibe técnicas que le permitieron mejorar y crecer como artista. Es en ese entonces cuando empieza a famil- iarizarse con las obras de los grandes clásicos de la pintura, y emprende el camino hacia la definición de su estilo. Posteriormente, se convierte en discípulo del gran pintor Pedro Pablo Méndez, y también ha tenido el honor de recibir valiosas orientaciones de otro gran pintor dominicano, Alberto Houellmont. Al observar las obras de Luis Andrés uno inmediata- mente queda cautivado. Resulta evidente que posee una extraordinaria sensibilidad humana que fluye a través de sus obras. Su apreciación de la combinación de colores evidencia su alegría y pasión por la vida. Sus obras están llenas de humanidad, amor, imaginación y esperanza. En Octubre del 2007 presenta su primera exposición individual “Completando Los Sentidos”, la cual fue un éxito rotundo tanto en la aceptación de su arte como en el plano comercial, ya que todas las obras fueron vendidas. Fue, de hecho, en esta exposición que yo le conocí y quedé maravillada, siendo una de las compradoras de una de la gran cantidad de mag- níficas pinturas que componían esta colección. Pos- teriormente hace una segunda exposición individu- al, “Surrealismo y Otras Cosas” y en ella es visible inclinación hacia un arte de mayor profundidad y creación. Después de participar en varias exposi- ciones colectivas, Luis Andrés comienza a explorar los estilos de las caricaturas y retratos, arte en el cual muestra una extraordinaria sensibilidad y atención a los detalles, y con el cual ha gozado de extraordinaria aceptación de todo público. En el año 2014 obtiene el título de Arquitecto en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, logro alca- nzado con gran esfuerzo y valor, y es así como esta- blece un lema de vida: “Lo imposible se puede lograr”. Luis Andrés ha recibido numerosos reconocimien- tos, entre los cuales están el Premio por el Talento y Capacidad por Demostrar que Todo es Posible. También fue el Ganador de Pinturas para el calen- dario de Qatar. Ha sido entrevistado para periódi- cos, programas de televisión y su trabajo ha llegado a las manos de distintas personalidades Dominica- nas conocidas. Al principio de la carrera de Luis Andrés, su madre era la encargada de vender sus pinturas al óleo y acrílicas. Sin embargo, a raíz de su fallecimiento debido al cáncer en el año 2010, a Luis Andrés le resultó muy difícil vender sus obras él mismo ya que los jóvenes de su edad era lo que abundaba en su entorno, y ellos no eran muy dados a comprar pinturas. Fue entonces cuando él empezó a dibujar rostros para diversificar su arte, y fue así como llevó de sus dibujos a la universidad para mostrarlos a sus com- pañeros, los cuales estaban encantados y empeza- ron a solicitarle retratos. Fue en ese momento que un compañero le preguntó, “Cuánto cobras por hacer un retrato?”, y nace en Luis Andrés la idea de iniciar su propio negocio. Así fue como él decidió subir fotos de sus pinturas, caricaturas y retratos en las redes sociales para dar a conocerlos a todos, y las personas empezaron a contactarle. Unos años después diseñó un nuevo logo: D’Perez-Art. Sólo me resta exhortarles a que sigan a este joven, gran talento Dominicano, y exploren ustedes mismos la versatilidad, atención al detalle, alegría, el talento y dinamismo que es evidente en cada una de sus obras, aprovechando la ocasión para adquirir alguna de sus piezas de arte, o hasta encargarle una caricatura para ustedes mismos, o inclusive para hacer un hermoso y original regalo. Instagram: d_perez_art