Kala Octubre, 2014 - Page 4

De cabeza te miro directo a los ojos,

Te veo desde mi mundo al revés.

Tu cabello ondulado cae perfectamente

Alrededor de tu triste rostro.

Cubre tus ojos,

Crea misterio.

De pies a cabeza moldeas un enigma,

Un laberinto de sentimientos.

Mientras te observo, veo que no me ves,

Frente a ti hay otro mundo, otro rompecabezas;

Pero no soy un juego,

Yo lo siento; tú no te fijas.

Un río de recuerdos;

Llega, luego, a un inmenso mar de memorias;

Risas, llanto, soledad.

Un frío dolor recorre mi cuerpo,

Lentamente con fuerte delicadeza.

Gira en mi torso, al no encontrar corazón.

Mi expresión se estremece,

Pero tu mirada profunda y vacía

Me indica que ella, suavemente se posa

En forma de una silueta de alusión;

Dentro de tu delicada mente.

Mientras, por dentro grito: “socorro!”

Pero no soy un juego,

Yo lo siento; tú no te fijas.

Narrador en primera persona es mi presente.

Yo sé que no es posible,

Pero quisiera ser omnisciente.

Vivir como una sombra de lo que es tu querer,

Significa dolor.

Al no tener corazón, se convierte en costumbre vivir a oscuras,

Pero cuando mi mente vaga por espacios vacíos;

La sangre deja de fluir, no tengo núcleo,

Pero mi cuerpo lo añora.

No soy un juego

4