Kala Octubre, 2014 - Page 20

20

Marinés fue el nombre que durante siete años nuestros labios pronunciaron con entusiasmo, con amor, con esperanza...

Marinés significa sensibilidad, afectuosidad y emotividad; y esto describe a aquella niña delgada, que le daba miedo la oscuridad y que amaba al mar.

Desde el primer día que llegó a nuestras vidas, y digo nuestras porque ella hizo recuerdos en mi memoria; su presencia llenó el ambiente con mucha energía vibrante, que nuestros corazones y nuestras almas recibieron gustosos siempre. Talvez su nombre le quedó corto, porque ella era mucho más, era una niña noble, cariñosa y sensible.

Marinés fue una niña espectacular, que con su ingenio e inocencia llenó nuestras vidas de algo que todos ahora vamos a extrañar pero que vamos a recordar siempre, durante toda nuestra vida.

Y mientras pensamos que estábamos cambiando el destino de ella, ella cambió el destino de nosotros; ninguno volveremos a ser los mismos después de haber convivido con ella y ahora tener que aprender a estar sin ella.

El cielo no pudo esperar más por su presencia y ahora solamente nos queda esperar a nosotros, para volver a estar con ella.

marinés

Julissa Carrillo Ovalle