Información Gerontología UCR Informacón General VI Congreso 2017 - Page 2

Presentación La preocupación que nos une a gestores públicos y privados, responsables de servicios, profesionales, personas adultas mayores, familias, voluntarios, ciudadanía en general, es asegurar un envejecimiento y una vejez con calidad en condiciones que permitan envejecer conservando la dignidad, respetando la individualidad y los derechos por medio de un modelo de servicios gerontológicos que respondan a las transformaciones sociales de la época actual. Por lo anterior, desde el Posgrado en Gerontología de la Universidad de Costa Rica y el Comité organizador de este VI Congreso Internacional de Gerontología después de un profundo análisis sobre la temática a abordar en este evento, decidió establecer como tema la “Intervención Gerontológica Centrada en la Persona: Reto Actual” La Atención centrada en la Persona (ACP) es un enfoque reconocido desde hace varias décadas por organismos muy prestigiosos entre ellos la Organización Mundial de la Salud como uno de los grandes ejes estratégicos para la mejora de los servicios y los cuidados de larga duración para las personas adultas mayores. Esta estrategia en conjunto con la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, refuerza la necesidad de abordar los asuntos de la vejez y el envejecimiento, como lo estipula esta Convención desde una perspectiva de derechos humanos que reconoce las valiosas contribuciones actuales y potenciales de la persona mayor al bienestar común, a la identidad cultural, a la diversidad de sus comunidades, al desarrollo humano, social y económico. Como parte de la comunidad internacional hemos considerado necesario por medio de esta actividad académica interdisciplinaria, enfrentar el reto que trae consigo el envejecimiento y la calidad de vida de las personas envejecientes. Con el objetivo de promover una cultura gerontológica en la que cada vez seamos más conscientes de que el modelo de intervención gerontológica, debe fortalecerse para permitir un entorno más humanizado, el cual favorezca que las personas se relacionen desde el mutuo reconocimiento, donde quien recibe cuidados no sea un mero receptor pasivo de los mismos sino alguien que siga teniendo control sobre su vida. Un entorno en el que cuando las personas no puedan tener este control directo, se asegure una atención profesionalizada acorde a sus valores, preferencias y necesidades emocionales Ante este reto los invito a participar en nuestro VI Congreso Internacional de Gerontología para que juntos podamos crear un espacio de discusión y divulgación de los avances en intervención e investigación Gerontológica.