IDE Online Magazine Noviembre 2017 - Page 85

Una planta más eficiente

“Desde 2002 ha variado mucho la composición de los envases, sus materiales y densidad. Necesitábamos, por tanto, una mejora de los equipos. STADLER nos dio la solución con los nuevos AUTOSORT de TOMRA Sorting Recycling. Con esta adquisición hemos realizado una nueva distribución de los flujos de materiales mucho más productiva”, asegura Simón Gili, del Área de ingeniería y desarrollo de TIRME.

“Con el AUTOSORT ha mejorado mucho la recuperación de materiales valorizables y con ello las prestaciones de la planta. Estamos muy satisfechos. Los cuatro nuevos sistemas han sido instalados en la parte final de selección y están funcionando muy bien”, añade.

Y es que, la planta de selección de envases de TIRME, en marcha desde 2003, fue de las primeras automáticas en España.

“Nosotros conocíamos esta tecnología desde el año 2002, ya que antes de la reforma teníamos las cuatro unidades MONOSORT y una POLYSORT, pero obviamente la tecnología ha avanzado muchísimo desde entonces. Con la modificación en la planta hemos ganado claramente en eficiencia. De hecho, tenemos prevista una capacidad anual, a este ritmo de trabajo y con la estructura actual, de 20.600 toneladas al año de residuos de envases procesables”, afirma Simón Gili.

Un equipo altamente versátil y flexible

AUTOSORT incorpora el sensor de Infrarrojo cercano (NIR) y el de Espectrometría visible (VIS). El primero, reconoce los materiales sobre la base de las propiedades espectrales específicas; el segundo, todos los colores del espectro visible. La combinación de ambos sensores conforma un equipo que en un mismo sistema de clasificación universal modular da respuesta tanto a necesidades básicas como a otras más complejas, permitiendo la clasificación simultanea por material y por color.

Gracias a estos atributos, TIRME ha podido actualizar su planta de envases ligeros incorporando los sistemas con la tecnología más puntera del mercado. Tecnología que no está en absoluto reñida con la robustez de los equipos ni con su facilidad de mantenimiento. Así, las necesidades de TIRME se han visto cubiertas por estas ventajas y por la versatilidad y flexibilidad que demandaban.