IDE Online Magazine Noviembre 2017 - Page 105

objetivos para los que se puso en marcha SIGRE hace ya más de 15 años. Por un lado, el medioambiental, evitar que estos residuos se tiren a la basura o se arrojen por el desagüe, con el consiguiente riesgo de contaminación del suelo, el agua, los ríos o los ecosistemas. Y, por otro lado, el sanitario, retirar de los hogares los medicamentos caducados, en mal estado de conservación o los restos de tratamientos ya finalizados para evitar problemas derivados de un uso inadecuado de los mismos.

La colaboración ciudadana en el reciclado

Según los datos del último estudio de opinión realizado por SIGRE, el 93% de los españoles ha tomado conciencia de que desprenderse inapropiadamente de estos residuos puede ser perjudicial para la naturaleza.

Para Juan Carlos Mampaso, Director General de SIGRE, “la utilización del Punto SIGRE para el reciclado de los envases, vacíos o con restos de medicamentos, ha calado de manera notable en la sociedad y ya forma parte de los hábitos medioambientales del 85% de los hogares españoles, lo que supone un importante logro en materia medioambiental y de sostenibilidad”.

Asimismo, en el 87% de los hogares se hace una revisión periódica de los medicamentos que se guardan en casa. Esto tiene una especial relevancia, ya que, según los datos obtenidos en los estudios de opinión realizados por SIGRE, en el 91% de las ocasiones en que se revisa el botiquín doméstico, se encuentra y retira un medicamento que está caducado.

En la actualidad, existen 21.727 Puntos SIGRE ubicados en las farmacias de toda España, que cuentan con todas las garantías medioambientales y sanitarias para la recogida selectiva de estos residuos y se encuentran cerca del domicilio del ciudadano.

Los envases de medicamentos, cada vez más ecológicos

SIGRE también es la entidad responsable de coordinar e impulsar los Planes Empresariales de Prevención de envases del sector farmacéutico, cuyo objetivo es minimizar el impacto ambiental de los envases de medicamentos que la industria farmacéutica pone en el mercado y que éstos sean cada vez más ecológicos y sostenibles.

Gracias a las más de 2.200 medidas e iniciativas de ecodiseño aplicadas por los laboratorios farmacéuticos a los envases de medicamentos, desde el año 2000, fecha en la que se inició esta actividad, se ha conseguido reducir el peso o volumen de 1 de cada 4 envases, con la consiguiente reducción en el consumo de materias primas y de los recursos naturales utilizados en su producción, envasado, transporte, conservación y reciclado, en línea con la política de la economía circular impulsada por la Comisión Europea.

Además, con el reciclado de los materiales de envases depositados por los ciudadanos en los Puntos SIGRE, en los últimos 15 años, se han dejado de talar más de 450.000 árboles, se ha conseguido un ahorro equivalente a 222 millones de litros de agua y de 189 millones de Kw/h. y se ha evitado la emisión de 63.000 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera.

www.sigre.es

>El 93% de los ciudadanos considera que tirar los restos de medicamentos a la basura o por el desagüe es perjudicial para el medio ambiente

>El 85% de los hogares colabora en la recogida selectiva de los envases vacíos o con restos de medicamentos, utilizando para ello el Punto SIGRE de la farmacia

>La utilización del Punto SIGRE para el reciclado de estos residuos tiene un doble objetivo: medioambiental y sanitario

>Los envases de medicamentos, cada vez más ecológicos gracias a las iniciativas de ecodiseño que está aplicando la industria farmacéutica