IDE Online Magazine Mayo 2017 - Page 97

Necesidad de cumplir con las cuotas de reciclado

En su ponencia, Jansana se refirió al estado de la legislación europea en materia de RAEES, (Directiva Europea de RAEE (2012/19/UE), que no solo exige el reciclaje y la recuperación de materias primas secundarias contenidas en estos residuos, sino que establece la obligatoriedad de tratar selectivamente los componentes peligrosos contenidos en ellos. Sin embargo, la propia presencia de compuestos peligrosos, como los retardantes a la llama en base bromo, hace que una cantidad significativa de plásticos contenidos en los RAEE no sea recuperada.

Jansana puso de relieve que el uso de la tecnología es imprescindible para alcanzar los objetivos de reciclaje marcados, que son obligatorios y cada vez más altos. En ese sentido, explicó que “la tecnología de TOMRA en la separación de plásticos bromados presentes en los RAEES es una tecnología contrastada, con referencias en funcionamiento tanto en Europa como en Asia desde hace más de 5 años”.

Retos y soluciones para la industria recicladora de RAEES

Entre las posibles dificultades a las que debe hacer frente el sector reciclador, Jansana destacó las “limitaciones a la importación de residuos de plásticos a China que establece el nuevo programa chino National Sword 2017, una continuación de la política Green Fence que afectó a la industria del reciclaje en todo el mundo, así como la menor disponibilidad de material disponible para su tratamiento a causa del envío ilegal a terceros países para una falsa reutilización”.

Además del cumplimiento de la legislación vigente alcanzando la cuota mínima de reciclaje y el tratamiento adecuado de los componentes peligrosos; el sector se enfrenta al reto de poder minimizar la pérdida de materiales valiosos recuperando más fracciones y maximizar el valor de producto incrementando la calidad del mismo.

Según Judit Jansana, “la solución para estos puntos pasa, primero, por ampliar las líneas existentes con más equipos de clasificación para aumentar la recuperación de flujos de materiales que hasta ahora no se trataban, recuperando todos los metales del flujo, recuperando los cables y la fracción plástica, generando monofracciones de metales no férricos y plásticos de alta calidad y, por último, retirando los plásticos bromados”.