IDE Online Magazine Diciembre 2017 - Page 9

Sociedad 4.0

Si bien es cierto que las nuevas tecnologías pueden mejorar el nivel de vida de la sociedad en conjunto, también son responsables de avances menos recomendables, como la contaminación medioambiental en países emergentes o el aumento del desempleo entre la mano de obra poco especializada debido al uso intensivo de las tecnologías de automatización. A este respecto, la interacción entre la sociedad, la ciencia y la tecnología se puede concebir como un ciclo que lleva a un sistema que ejerce una presión constante en la evolución de la sociedad y la tecnología.

Cambios en las condiciones de trabajo

Industria 4.0 influirá en las condiciones y los requisitos para empleados en diversas áreas. Impulsado por la aplicación de la comunicación entre máquinas y por un aumento en la realización de sistemas autónomos, ha surgido un escenario en el que la demanda de controladores de producción y gestores cualificados ha aumentado, si bien las exigencias a los trabajadores se pueden ver reducidas. La forma en que se divide el aumento de productividad entre los trabajadores depende fundamentalmente de los agentes sociales. El impacto en la situación general de los trabajadores y de la mano de obra no cualificada puede ser positivo pero, por contra, sus homólogos más cualificados tendrán que adecuarse a la creciente presión sobre su rendimiento y competencia.

Discurso sobre el cambio a Industria 4.0

Industria 4.0 y, más en general, la digitalización de nuestras vidas diarias está trayendo consigo muchas mejoras. El aumento de la eficacia, las mejoras de productividad y los nuevos servicios que se pueden ofrecer cambiarán nuestra sociedad, el comportamiento de los consumidores y el panorama corporativo. La transformación implica que los países que fomenten la digitalización estarán en posición de defender y mejorar su posición competitiva. En este contexto, Alemania debe aprender a hacer frente al intenso cambio demográfico global de la sociedad y del entorno laboral.