Hierro y Acero Edición 53 - Page 24

acería canismo el grado de sinterizado se incrementa y las temperaturas de sinterizado bajan más de 200°C, iniciándose este proceso a 1100-1200°C, situación que generará una capa sinterizada de mayor espesor y por ende una mayor dificultad para el proceso de apertura. El concepto antes mencionado podría tener repercusión de acuerdo al bajo contenido (6%) de cuarzo de los finos de la arena “A”, respecto a valores mayores a 20% de las arenas “B” y “C” y se potenciaría si le sumamos que dicha arena posee un 47 % de finos. Separación entre la buza y la arena Figura 8. Aspecto de la arena “B” después del ensayo a 1600ºC Grado de sinterización – cup test (1600ºc). En la figura 5 se presenta el aspecto de los crisoles previo y posterior al ensayo. Se aprecia que hubo fusión parcial, burbujeo y generación de gases en las arenas “A” y “C”. Figura 9. Aspecto de la interacción entre la arena C y la buza. Figura 5. Aspecto de los crisoles antes y después del ensayo a 1600ºC. El corte longitudinal del crisol, revela un aspecto interno similar para las muestras “A” y “C” y ambas diferentes al de la arena “B” (figura 6). La arena “C” presentó al igual que la muestra A, fusión y burbujeo, pero no se observó disolución de la buza en este caso (figura9). Solo se identificó adherencia química entre la arena y el crisol y presencia de partículas de arena sinterizada. Resistencia mecánica. En la figura 10 se presentan las probetas ya conformadas y sinterizadas a 1480ºC, previas al ensayo de compresión. Las curvas de resultado revelan una notable diferencia entre la carga máxima alcanzada en la arena “A” y las demás, la muestra “C” es la que presentó menor resistencia a la rotura. Figura 6. Corte longitudinal de los crisoles después de los ensayos a 1600ºC. La arena “A”, interactuó con el crisol, provocando corrosión y disolución del refractario de la buza, con zonas de hasta 0,5 mm de desgas