Gorabilbaobasket - Page 27

GORABILBAOBASKET 27 K O L J E V I C , TA L E N TO DESAPROVECHADO En el verano de 2005 llegaría a Bilbao Ivan Koljevic, el primer jugador por el que se pagó traspaso en la historia del club. Nada menos que 300.000 euros por un jugador de veintiun años que militaba en el Buducnost Podgorica, que había sido internacional sub18 y sub20 con la selección de Serbia y Montenegro, siendo incluso elegido en el quinteto ideal de esta última competición junto a Kostas Vasileiadis, Erazem Lorbek, Yotam Halperin y Linas Kleiza. En dicho Europeo, Koljevic promediaría 20.4 puntos por partido, con unos porcentajes del 52% en triples y un 64% en tiros de dos. Disponía de un excepcional control de balón y era realmente eléctrico en sus desplazamientos por la pista. Por tanto, parecía una apuesta segura, un jugador del que se podría aprovechar el enorme talento durante algún tiempo antes de buscar un sustancioso traspaso por él. Lo que nadie esperaba es que la oportunidad para obtener sustanciosos réditos surgiría tras un encuentro de pretemporada ante el Akasvayu Girona, cuando en el primer cuarto sería capaz de anotar nada menos que diecisiete puntos. Los dirigentes del equipo catalán, deslumbrados por semejante actuación, ofrecerían de inmediato un millon de euros por el jugador para incorporarlo de la misma a su club, pero dicha oferta sería desestimada por el conjunto bilbaíno. Comenzada la temporada, la situación daría un giro radical. El jugador, excesivamente ansioso por demostrar cosas, restaba más que aportaba al equipo. Pese a su magnífico dominio del balón, lo perdía en excesivas ocasiones en situaciones absurdas, por adeornarse en el bote o incluso sin haber llegado a cruzar a campo rival. Txus Vidorreta probaría diversas alternativas para minimizar estas situaciones, como situarle de escolta o hacer que otro jugador subiera la pelota antes de ponerla en sus manos al iniciar los sistemas de ataque. No pasarían de ser parches, sin excesivo éxito, puesto que Koljevic iba bastante por libre, tomando muy a menudo malas decisiones, por lo que el banquillo comenzó a ser su hábitat natural. Lo peor sería sin embargo la división que comenzó a darse entre la afición, entre partidarios de que jugara más y los que abogaban por mantenerlo fuera del equipo habitual. El jugador tampoco ayudaría con algunas actitudes chulescas (una ante el Akasvayu Girona de Raul López en pretemporada, otra frente al Baloncesto Sevilla pasando un balón entre las piernas del rival con el partido resuelto lo que provocó una pequeña tangana). Cuando tenía el día en acertado en el tiro, sus actuaciones provocaban la admiración general, pero si no era así, su aportación era totalmente nula. Koljevic, con los minutos más limitados, salía aun más revolucionado en los pocos minutos con los que contaba, por lo que la situación iba a peor. Finalmente, tras la jornada 20 de liga, sería cedido al Olympiakos, intentando de esa manera que los griegos quizás pudieran ver algo aprovechable en el montenegrino y recuperar el dinero invertido en él. Pero tampoco en El Pireo lograría hacerse un hueco en el equipo y volvería a Bilbao al inicio de la siguiente temporada, ya que le restaban dos años de contrato. Tampoco en esta ocasión lograría atemperar sus impulsos por hacer la jugada del partido en cada ocasión en que se hacía con la bola, y nuevamente saldría cedido, siendo en esta ocasión el Lietuvos Rytas. Con los lituanos jugaría la final de la Eurocup, pero no les convencería lo suficiente como par HX\Bۈ\\X܈]YH[[[\][[Y[H[XH]YH\[\H۝]B\[Z\[H[\ܝ[H0\YHX۰ZXH8TTHSPTŠ H ՐSUSBSB L BՐSUSBSB KL ՐSUSBSB L ‚QPӓ˂SB L QPӓSB L BQPӓSB KL SSTUTSTPPTS‚ԑBSSTUTQUUUT‚B LTSԑPUTBT‚  LBTTHPUBRԂԓՐHSQVQBTSRRUVBRԂRSH ԑBTԖSP‚ L ‚ KLL L LLBTTSB LKLLTTHPUBRԂ LLL‚TBRԂ LLMTQSQTBTB M LMBQPQSB MKLMRTHTR‚TBSPSӈPSӐS UQUPBLN UQUPBL TPKSSӕSQԓ‚L BSӕSQԓ‚ LBSӕSQԓ‚[[ HY H\Y[XH M