Generando Arte La Revista - Número 1 Generando Arte. La Revista Número 1 (Febrero 2015) - Page 44

Dejad que el sacerdote tiemble Una reflexión sobre la representación artística de la violencia de género a propósito de la muestra Lo hace porque te quiere, colectiva que estos días se expone en el Valey de Castrillón Centro Cultural de Castrillón I figenia fue sacrificada en Áulide y Polixena en Troya, al menos así lo narra la tragedia griega del siglo V a.C. Será Eurípides, en particular, quien ofrezca la máxima expresión artística del sacrificio femenino cuya violencia nunca es mostrada directamente en escena pero sí narrada con detalle. ¡Sorprendente que una civilización como la griega a la que le resultaba ajeno el sacrificio humano abra y cierre sus relatos mito-poéticos con rituales en los que el cuerpo del animal objeto de sacrificio es sustituido por el de una mujer! Pero en los orígenes de nuestra tradición no sólo los mortales ejecutan violencia sobre los cuerpos de las mujeres sino que también los dioses disponen de estos con arbitrariedad y arrogancia. Perséfone, Dafne, Dánae, Antíope... serán raptadas o violadas por Zeus y Apolo quienes actúan sin señal de culpabilidad porque ser escogida por un dios, aún contra propia voluntad, se entiende como privilegio para la mujer elegida. Daniele Cerrato, en su extraordinario artículo sobre la violencia en 44 Las fotografías superiores que ilustran la información pertenecen a la exposición Lo hace porque te quiere y son obra, de izquierda a derecha y de arriba abajo, de Marina Núñez, Sara Beiztegi, Ana Marcos, Beth Moyses, Montse Rodríguez y Laura Torrado el mito, describe cómo la agresión contra los cuerpos femeninos “viene despojada de su atrocidad, haciendo posible lo que parece impensable, que un acto extremo de violen- cia pueda ser un beneficio para la victima” . “El pasado y presente de las mujeres queda inextricablemente entrelazado por la violencia de género”, estas declaraciones pertenecen a la artista norteamericana Nancy Spero quien, entre los años 1974 y 1976, decidió llevar a cabo una revisión de la historia de la violencia sufrida por las mujeres a través de la más perversa de sus manifestaciones: la tortura. Spero convertirá en protagonistas de Torture of Women a todas las mujeres presentes en los informes elaborados por Amnistía Internacional a finales de 1972. Al entonces presente, la artista sumará también el tiempo histórico en alternancia con el mitológico planteando así cómo el agravio hacia el cuerpo de las mujeres es una constante en la historia. A juicio de la propia artista, el principal problema que debió enfrentar en Torture of Women, fue cómo hacer visible la obscenidad de la tortura sin dejar que la obra en sí se volviera obscena. Lo resolverá utilizando el texto como recurso estético: cajas de grafías en cuyo interior aparece confinada una figura, marcos realizados con caracteres mecanografiados que albergan citas, fragmentos de texto que flotan en el vacío.... Al margen de las propiedades estéticas de