Fiancee Bodas & Eventos Revista Digital Fiancee Diciembre 2016 - Page 25

Si a todos los que están por casarse les preguntáramos por qué te casas, casi sin temor a equivocarme, el cien por ciento respondería: “Me caso para ser feliz”. Y si a ese mismo grupo tres años después le preguntáramos si ha logrado su objetivo, un 99 por ciento nos diría que no, a secas, y el uno por ciento nos diría: “Sí, pero no como yo pensaba”. ¿ Y saben por qué pasaría esto? Porque son muy pocas las personas que descubren en el camino de la vida matrimonial la verdadera felicidad anhelada y no esa felicidad egoista que se goza al recibir, al saberse amado, al sentirse chiqueado y mimado, esa felicidad que cansa, agobia, destruye. Nuestra esencia es la entrega, el vivir dándonos, el vivir sacrificándonos; pero, son pocos los matrimonios que lo descubren. La felicidad matrimonial está en el sacrificarse por el otro, por la otra. No es la vida pasiva de esperar a ser amado la que da plenitud, paz y gozo. La vida de entrega fiel es la que causa inmensa felicidad. Sí, estoy de acuerdo con ustedes, el camino es cuesta arriba con el sol de mediodía, parece imposible lograrlo; pero, requiere de autodeterminación constante, de no dejarse doblegar por espejismos de confort, de aventuras, de amigos o amigas por fuera o, por el contrario, por rutinas que ahogan y destruyen la relación. La sabiduría de lo justo medio es la clave. También lo es una comunicación constante y eficaz. El comunicar no siempre es hablar, enriquece más cuando se escucha, pues se comprende con el corazón. En todas las parejas existe un deseo común, una preocupación constante de que “a nosotros no nos pase lo que a tantas parejas, queremos asegurar nuestra felicidad por siempre, queremos envejecer juntos: pero, con tristeza vemos que ya casi nadie puede lograrlo”. Hoy por hoy estamos llamados a remar contra corriente, a apostar a lo permanente y olvidar lo desechable, a creer en un amor Divino y no en un amor banal de solo cuerpo a cuerpo. Si tú quieres asegurar tu felicidad, la mejor manera es trabajar día a día por construir la felicidad de tu cónyuge y él o ella esforzarse por lograr la tuya. En ese esfuerzo en conjunto encontrarán la anhelada felicidad plena. ¡Enhorabuena! * MBA Elizabeth Uribe de Petersen, Master Wedding Vendor por la ABC. Directora de Specialty Cleaners, centro de renovación, adaptación y limpieza de vestidos de novia. Contáctala en www.specialty.mx elizabeth@specialty.mx FIANCEEBODAS.COM 25