Especies 2-17 jul-sep 2-17 - Page 39

E QUIPO INTERNACIONAL DESCUBRE LA GRAN ARAÑA DE LA CUEVA-MORADA turnas, regresaron a la misma zona esa tarde para encontrar el primer espécimen vivo. Es una araña gigante que llega a tener una extensión total de 10 centímetros; de acuerdo con los expertos, aun cuando tiene unos impresionantes colmillos visi- bles y un aspecto aterrador, su mordida no es mortal. La mayor parte del tiempo se la pasa en- tre las rocas, lo que la hace difícil de encontrar. Este arácnido está en el mismo grupo que la vaga- bunda brasileña, muy notoria y altamente veneno- sa. "Casi todas las arañas son venenosas, pero muy pocas son peligrosas para los humanos" dijo Berrian. La mayoría de los insectos y arañas del planeta todavía no han sido descubiertos. Hay alrededor de 1.1 millones de especies de insectos y arañas en el planeta que los científi cos han dado nombres, pero la mayoría de los investigadores estiman que hay de dos a cinco millones que siguen sin describirse. Fuente: Museo de Historia Natural de San Diego Investigadores del Museo de Historia Natural de San Diego con expertos de México y Brasil, han descrito una nueva especie de araña de gran caverna, la araña errante Sierra Cacachilas (Califorctenus cacachilensis) descubierta en una expedición de investigación en 2013 en una pequeña cordillera (Sierra Cacachilas) fuera de La Paz, en Baja California Sur, México. Cuatro años más tarde, después de una cuidadosa documen- tación y revisión, la especie y el género se considera- ron nuevos para la ciencia. "La primera evidencia que encontramos de esta especie fue un exoesqueleto en las grietas de un saliente de roca" dijo Jim Berrian, entomó- logo de campo del museo y uno de los autores que describió la nueva especie. "Era anormalmen- te grande y pude ver por el patrón ocular que estaba en un grupo de arañas errantes de la Fa- milia Ctenidae, con muy pocas especies en Baja California Sur". Sabiendo que son a menudo noc- Esta araña errante que se refugia en cuevas es, con sus largas patas cafés y peludas, casi del tamaño de una tarántula. Es enorme e intimidante, sobre todo cuando sus cuatro pares de ojos clavan la mirada ante una amenaza y muestra sus colmillos, 37 pero queda claro que no es letal para el humano