Especies 2-17 jul-sep 2-17 - Page 33

grandes, desprovistos de patas y con una cola rudimentaria, que habitan sólo en las regiones tropicales húmedas. El primero es el grupo más diverso, mientras que hay pocas especies de cecilias. En el mundo existen cerca de 6,000 especies de anfi bios, de las cuales, casi el 32% está en riesgo de extinguirse, es decir 1,856 de ellas. Las cifras indican que estos animales se pierden a una tasa mil veces más alta de la normal. México ocupa el 5° lugar mundial en diversidad de anfi bios; sin embargo, tam- bién es el 2º país con el mayor número en peligro de extinción, con 191 especies. De las 363 especies de anfi bios que hay en nuestro país, 60% son endémicas, es de- cir, no viven en ningún otro lugar del pla- neta y muchas se categorizan como mi- croendémicas pues su rango de distribu- ción es muy pequeño, como el de los lagos de Xochimilco en la Ciudad de México o Pátzcuaro en Michoacán. Entre las características principales que comparten los ajolotes destacan dos en particular muy interesantes y únicas: una, que son especies neoténicas, es decir, son capaces de reproducirse conservando durante toda su vida características larva- rias, como sus aletas y sus branquias (que se pueden identifi car porque salen de la parte de atrás de su cabeza como peque- ños cuernos) lo cual es sumamente raro. Una de las hipótesis de esta cualidad se- ñala que por las condiciones de su hábitat no fue necesario que los ajolotes salieran del agua, como las ranas o las salamandras, porque el ambiente acuático les brindaba las propiedades idóneas para sobrevivir y reproducirse. Sin embargo, cuando son sometidos a situaciones estresantes, como cambios bruscos de temperatura o conta- minación del agua, pueden perder sus ca- racterísticas juveniles y adoptar otras pa- recidas a las de las salamandras, para sobrevivir en esos ambientes y fuera del Eternamente jóvenes El ajolote de Pátzcuaro (Ambystoma dumerilii) o achoque, nombre que recibe de la cultura tarasca, es un anfi bio del Orden Caudata que ha- bita en un microhábitat de aproxi- madamente 10 km² dentro del lago. Es una especie corpulenta de gran tamaño que tiene una longitud hocico-cloaca promedio de 14.2 cm, más el largo de la cola que es de 11.8 cm, y generalmente es de color verde claro con una mezcla en tonalidades violeta y pardo, des- tacando las branquias por sus to- nos más obscuros. El hombre siempre ha buscado algún elíxir que perpetúe la vida y promueva la juventud, en un intento por rehuir a la muerte, al dolor y al desgaste físico y mental. Quizá por ello el achoque ha causado gran admiración, pues es capaz de regenerar los miembros, cola y órganos internos de su cuerpo 31