Enroque San Luis Revista Digital de Ajedrez - 7º Edición - Page 33

Ajedrez: mate y jaque mate, un buen sabor amargo Por Fabián Méndez. En el sur de San Luis, allá por los pagos del Caldén, del fervor por el quehacer nacional, del orgullo por la cultura popular gauchesca, territorio de gente humilde, honesta, justa y soberana. Allá donde el trinar de los pájaros se confunde con el relincho de un bagual, en una zona donde pareciera todo espontáneamente previsible, nace en la dicotomía quizás del entrevero de trebejos, en el marco exponencial de un festival mayor, que alberga a miles y miles de visitantes e irrumpe, para mostrar al país lo genuino de un sentimiento que aflora en cada uno de los puntanos, el amor por lo nuestro. Con este marco tan imponente, se realiza en Nueva Galia, en el Departamento Dupuy, el Torneo de Ajedrez El Caldén. Varias personalidades destacadas en el mundo del juego ciencia, se dan cita para medirse en verdaderos duelos en los tableros y al mismo tiempo estrechar las manos de la amistad, confraternidad y entendimiento al saber que se comparte la misma pasión, mientras tanto los locales hacen de anfitriones y tratan en lo posible de que cada uno de los llegados se sienta como en casa. Además de la competencia, siempre hay un buen momento para la charla informal y el compartir cosas que tal vez en otro ámbito sería difícil o casi imposible de lograr. Con total alegría en la edición 2017, se contó con la presencia de dos jugadores españoles, ambos experimentados y reconocidos ajedrecistas: el GM José Cuenca Jiménez y el MI David Martínez Martín, los mismos rápidamente se integraron, con los 130 jugadores, provenientes de toda la región centro del país y nuestros eximios representantes puntanos, quienes al identificarlos se tomaron fotos y hasta uno se llevó un autógrafo. Con el correr de las rondas y en este ambiente familiar , llegó la hora del mate y no precisamente del “Jaque Mate”, que bien supieron dar los ilustres visitantes. Sino del otro mate, el nuestro, el que compartimos con todos los que sentimos familia, ofrecer uno, es ofrecer nuestro cariño, es hacerlo parte de nosotros, es un elogio que pocos entienden. En este caso el mate fue para el famoso “Divis” el español, el “Gallego” como le diríamos cariñosamente, y el hombre aceptó la ofrenda, y se animó a probar la infusión argentina por excelencia, en rueda, como si fuese un fogón gaucho, todos lo miraron y el silencio se apropió de la sala, al sentirse observado, el foráneo dijo “gracias, voy a probar el famoso mate amargo argentino”. Se tomó el primer sorbo, el silencio estaba intacto y la mirada de los presentes se hacía penetrante, así se fue el segundo sorbo y se escuchó un “está bueno”, allí todo se distendió el rumoreo rompió la quietud y el silencio. Hubo una risa cómplice de su compañero el GM Pepe Cuenca y todo siguió su curso normal, es que se estaba en medio de un Gran Torneo que buscaba a sus consagrados y es que esto también sucedió, como bien lo reflejó el rector de la ULP, Fernando Salino, “Hay cosas que sólo pasan en San Luis”. 33