Enroque San Luis Revista Digital de Ajedrez - 7º Edición - Page 28

BIOGRAFÍA Ezequiel Martínez Estrada (1895- 1964) fue un importante escritor, ensayista, y pensador argentino. Aficionado al ajedrez, un admirador de nuestro juego. En su libro “La cabeza de Goliath” de 1940, hizo una larga reflexión sobre el ajedrez, de la que aquí ofrecemos un extracto: “Aparte de los grandes maestros, que constituyen siempre excepciones individuales, nuestro medio ajedrecístico es de alta calidad y, sin disputa, lo que representa la óptima excelencia de nuestro pensamiento. No tenemos filósofos, ni escritores, ni hombres de ciencia, ni artistas que puedan ser considerados en paridad con los de otros países, y los discursos de incorporación a las academias marcan la mísera inferioridad de los talentos escogidos; pero tenemos ajedrecistas que se pueden medir sin desmedro con los mejores del mundo en un certamen por equipos de diez jugadores. Es el más 28 estupendo contrasentido de nuestra cultura, caracterizada por la aparición cerradamente individual y solitaria del genio, el florecimiento de un grupo homogéneo de representantes de la inteligencia pura, como sólo se da en los estados maduros y homogeneizados del saber. Atribuyo esta excelencia a que el ajedrecista es un autodidacto que sólo aprovecha como enseñanza su experiencia personal del tablero, exento hasta hoy de los influjos deletéreos de la política, realizando el estudio del juego conforme a sus aptitudes naturales. Sería inane suponer que baste ser un pueblo de jugadores, en el sentido que Azara empleó el calificativo, para explicar la aparición de esos veinte grandes hombres que representan la inteligencia en un arte tan difícil. Más bien creo que se trata de personas no contaminadas por la enseñanza oficial, y que han podido llevar a feliz sazón aquellas aptitudes geniales innatas. Me atrevo a decir que naturalmente somos un pueblo de gran inteligencia; pero le damos a la inteligencia un valor casi mercantil