Divine Chien Nº10 - Page 25

Esas pequeñas bolitas, pienso o croquetas que consumen nuestros perros diariamente, pasan por un proceso de fabricación llamado extrusión.

La extrusión consiste en la cocción de la mezcla seca y su paso posterior a través de moldes para darle la forma deseada.

El pienso seco tiene una fabricación similar a la del pan o las pastas y se consigue mezclando harina de cereales molidos, vitaminas, minerales, carnes o pescados, todos ellos mezclados en su justa medida gracias abásculas de precisión.

En un principio la mezcla se inyecta con vapor y agua para dar consistencia pastosa para, posteriormente pasar a una cámara de amasado y cocción. La mezcla obtenida se hace pasar por una especie de barril que termina el cocinado. Con este último proceso se consigue que el alimento sea más apetecible y de fácil digestión para el animal, gracias al cambio de estructura de los ingredientes por la acción del calor.

También se esteriliza en la cámara hidrostática y para acabar se hace pasar por un molde que da la forma final del pienso.

El producto obtenido deberá secarse hasta que alcance un 7% de humedad final, con el fin de evitar la aparición de moho y dar la frescura de producto deseada.

Los controles analíticos son imprescindibles y con ello se garantiza la ausencia de fallos en el proceso.

En el caso del pienso la calidad del envase es muy importante, ya que debe contener un producto de mayor duración en las mejores condiciones.

¿Cómo se fabrica el alimento seco?

“¿Te has preguntado alguna vez cómo se fabrican esas bolitas compactas y secas que consumen nuestros perros?”

Hemos investigado, nos hemos documentado y te explicamos, por fin, lo que nadie nunca antes te había contado.

25