Divertydoo Magazine nº2 Junio 2017 - Page 43

Primera parada: el mundo de Jauja

Cuántas veces nos han dicho nuestros padres eso de: “¿Tú qué te crees que esto es Jauja?, ¿qué el dinero cae de los árboles?..."

Pues viajemos a este mítico lugar, ¡a ver que nos encontramos!

Allí hay dos ríos: por uno corre leche y por el otro, miel. Al lado de estos ríos nos encontramos con una fuentecilla de donde sale mantequilla y en la que de tanto en tanto surgen deliciosos requesones. Junto a los árboles y las rosaledas hay cajas con confituras, mermeladas, compotas, mazapanes y turrones; y unas grandes cubas de vino. Además, sin ninguna dificultad pueden encontrarse arcones con tortas de pan, huevos, arroz y queso.

Gracias a una transcripción del escritor Julio Caro Baroja, de una aleluya del siglo XIX conocemos más datos sobre este idílico lugar. Que los niños juegan a lanzarse a la cabeza bollos y dulces, y que en temporada de lluvias, los lunes llueven jamones, perdices y salchichones; los martes caen del cielo pescados, albóndigas y cabrito; los miércoles pollos al chilindrón y de postre chocolate. Los jueves llueve pavo asado y hojaldre; los viernes, queso, manzanas, avellanas, pasas e higos; los sábados, puros y cigarrillos; y los domingos, chuletas y pan.

La alegría lo inunda todo, hasta el punto que la gente se muere de risa, y no por enfermedad alguna.

<<Cuando nieva son buñuelos,

bizcochos y caramelos>>.

Divertydoo Magazine - JUNIO 2017 - 43