Destinos y Negocios Magazine 04 DyN 04 Digital - Page 17

1-Tener en claro el objetivo y el mensaje.

El organizador sabe cuál es ese objetivo y el mensaje que se busca trasmitir; si es la exhibición de un nuevo coche, deberá pensar en un sitio que sea amplio para que se pueda admirar, colocar luces, accesible, entre otros detalles.

2- Conocer en profundidad a los asistentes.

Conocer a los asistentes lo más profundamente posible; rango de edad, gustos gastronómicos y hasta preferencias musicales. Al conocer el perfil resulta más fácil poder satisfacer sus expectativas. Siguiendo el ejemplo de la exhibición de un nuevo coche, probablemente será un público mayormente masculino, entre 35 y 50 años, apasionados por deportes relacionados con los motores.

3-Saber lo que se va a transmitir.

Con el objetivo y el mensaje del evento determinados y conociendo a las personas que asistirán, podemos empezar a organizar la ambientación del evento, cuidando que todos los detalles sean congruentes con la idea global. Si la exhibición del coche es de una marca de lujo, seguramente trabajaremos con materiales nobles, como maderas lustradas y con colores que no sea estridentes, con toques de brillo dorados o plateados, y la gastronomía, podrá tener vinos de buena calidad con bocadillos bien presentados.

Como recomendación final, antes de comenzar a diagramar, es necesario sentarse con el equipo organizador y reflexionar sobre el plan de acción para el éxito del evento.

Por: Arquitecto Pablo Anzilutti, profesor de Noun Eventos y Capacitación ejecutiva en Argentina

Sugerimos tres puntos principales para diseñar la arquitectura de un evento: