Cutaway Guitar Magazine CUTAWAY 69 - Page 67

Para este pasaje he usado el mismo concepto: arpegios de séptima en intervalos de 4a (diatónicos a la escala), pero lo interesante es el punto de partida de una tercera menor (= #9) con respecto a la tónica del acorde (A7 - Arpegio de Cmin7). Cmin7 ~ C Eb G Bb ~ Con respecto a A7: #9 b5 b7 b9 F7 ~ F A C Eb ~ Con respecto a A7: #5 1 #9 b5 Bbmin(maj7) ~ Bb Db F A ~ Con respecto a A7: b9 b5 #5 1 (E#7) F7 ~ F A C Eb ~ Con respecto a A7: #5 1 #9 b5 ©PABLOPADILLAMUSIC.COM Sobre el primer acorde, aquellos que hayan chequeado el primer artículo, publicado en el número anterior de Cutaway, podrán darse cuenta de que se trata de la misma secuencia de arpegios con una separación interválica de 4a (diatónica). He querido hacerlo de esta forma para reafirmar la idea de que lo que aprendemos sobre un acorde lo podemos aplicar sobre todos los acordes diatónicos de la tonalidad, siempre teniendo en cuenta la relación con las notas importantes de dicho acorde. En este primer compas (Compas 5) estamos superimponiendo los arpgios de C#min7(5), F#m7, Bmin7 sobre el acorde de Emin7. Será un buen ejercicio que vosotros obtengáis (al igual que hice yo en el anterior artículo) cual es la relación de esos arpegios con respecto al acorde sobre el que estamos tocando. En el acorde V (A7) he empleado los arpegios pertenecientes a la escala alterada de A. Muchos músicos, especialmente guitarristas ven este recurso desde el punto de vista de Bb Melódica Menor. El modo alterado es el séptimo grado de la escala menor melódica con lo que un concepto equivale al otro de forma general. Como podéis ver, arpegios en que todas las notas menos una son alteraciones. Su empleo creara una mayor tensión y “densidad” sonora. Por último, la resolución, el acorde de Dmaj. En este acorde he querido marcar el hecho de que tenga una duración de dos compases. El primer compas con un sentido de resolución sobre el II V I y el segundo un sentido de tensión hacia el siguiente acorde. Fijaros que en la primera parte los arpegios son más cercanos a la sonoridad “pura” del acorde y en el segundo compás introduje dos elementos, un carácter un poco más escalar que en el primero y el empleo de un arpegio más “inestable”, el del cuarto grado sobre un acorde mayor, usando la escala mayor natural. Con esto me despido de vosotros hasta la siguiente entrega. Espero que estos ejercicios sirvan de comienzo para nuevas ideas y supongan motivación para la práctica e investigación armónica. Os mando un caluroso saludo. Pablo Padilla Los Angeles, Febrero 2019 Didáctica 67