Cutaway Guitar Magazine CUTAWAY 69 - Page 58

El que hay dentro suele indicar el año. Si tu silverface lleva el año marcado dentro es fetén. Es de los de la época “buena”. Vamos al tema. Los silverface que dan mala fama al resto son los de mediados de los '70 en adelante. Hasta a los del '72-'75 les tengo cariño. Al resto… ehhh…. más bien poco. Es decir, hay unos 10 años de silverface que son gloriosos. 1.- Los primeros silverface aparecen en agosto de 1967, entre agosto del ‘67 y mediados del ‘68 sale la primera hornada de plateaditos. Llevan muchos componentes blackface, el famoso "silver trim", suenan como los ángeles y los circuitos son prácticamente idénticos a sus hermanos mayores BF… cuando no i-dén-ti-cos. La estética no es la misma, pero el mojo está ahí. 2.- La segunda hornada de SF ya empieza a meter puñetitas a partir del ’68, hasta mediados del ‘70, estamos hablando de la primera versión de CBS puros y duros. 58 Cutaway Magazine /69 ... son unos pocos de mediados y finales de los años ‘70 los que dieron mala fama a los silverface. El resto es una jodida delicia... Todavía no habían contratado al lumbreras de los Master Volume, así que estos bichos también son muy parecidos a los BF, algunos incluso con piezas de la época BF pero ya varían el circuito de ajuste de bias por uno que “balancea” las válvulas de potencia y otras chorraditas. Se modifican muy fácilmente y estos son los primeros candidatos a “blackfacear” (devolver el circuito al original BF). 3.- En el ‘72 empezaron a meter volúmenes Master a mansalva, el Twin Reverb fue de los primeros en sufrirlo (¿un Master en un Fender? Aun así, estos amplis no suenan mal. Son algo más finitos, los componentes empiezan a sufrir el bajón de calidad post-CBS. A estos amplis se les puede anular el Master o acostumbrarse a él, pero puesto al diez suenan a grillo. Ojo, no suenan mal con todo hacia la mitad. 4.- Y llega el ‘76. ¡Qué año más grande, el de los boosts push-pull y trafos ultralineales!. Son los SF que dan tan mala fama al resto y duraron hasta finales de los ‘70. En mi humilde opinión, sin ánimo de ofender a nadie, se podían haber metido esos trafos por… uno tras otro. Ya a mediados de la década casi todos los SF llevaban el Master y el Boost. Estos amplis también son candidatos al blackfacing pero por muchas piezas que cambies si llevan un trafo ultralineal suenan terriblemente finos. Hay que hacer cirugía fina, no siempre vale la pena y es un dinero, es mejor encontrar un buen SF de principios de los ‘70 y meterle mano. ¿Qué amplis se salvaron de la criba? Princeton Reverb y Deluxe Reverb. Llevan el circuito SF fetén. Por eso cuestan un ojo de la cara, porque con un poco de mimo suenan brutales. Ni trafos ultra lineales, ni masters, ni inventos. EL MAESTRO DE LA BANDA (Y DEL '67, OIGA) Si nos remontamos a la época de los primeros Fender, tenemos el Bandmaster Tweed que se fabricó entre el ‘53 y el ‘55. No tiene nada que ver con las versiones sesenteras. Son los famosos “wide panel” (se diferencian de los “narrow panel” porque el panel superior del frontal es más ancho, así de sencillo, nada más y nada menos). Básicamente, el Bandmaster 53-55 era un Pro con tone stack (treble & bass). El Pro lo sacaron un año más tarde con tone snack.