Cutaway Guitar Magazine CUTAWAY 69 - Page 26

La primera definición que salta a la mente al probar esta guitarra es “Strato con esteroides”; la guitarra suena grande, gorda, sin caer en excesos, pero de una manera que no esperarías que sonara una guitarra de estas características. La guitarra da una sensación de estar realmente “presente”, con un sonido muy directo, que al ser comparado con otras guitarras da aun más sensación de cercanía y potencia. Esto no significa que esta guitarra sea mejor que otras, simplemente tiene un carácter diferente, que puede gustar más o menos al usuario. Se aprecia una gran compensación en las frecuencias, sin estridencias resaltables. El instrumento tiene un carácter eminentemente moderno, distante del concepto de Strato añeja, esto es 26 Cutaway Magazine /69 apreciable en las posiciones de single coil, donde pueden obtenerse tonos realmente interesantes tanto en lim- pios como en crujientes, pero con un sonido que, en este caso, no trata de emular a la referencia “vintage”, pero que se hace igualmente agradable al oído. La pastilla del puente tiene un carác- ter rockero, y es ideal para buscar sonidos desde potentes crunch hasta high gain; se encuentra en una posi- ción media entre las pastillas Tyler de corte mas agresivas, como la Shark o la Super, y las mas clásicas tipo Stu- debacker, esta estatus la hace des- envolverse con soltura en un amplio terreno, pero destacando en sonidos con un buen grado de saturación y ha- ciendo gala de una buena dinámica. CONCLUSIÓN La conclusión general, después de probar esta guitarra, es que estamos ante un instrumento de primer nivel, con una construcción impecable, un aspecto que la hace no pasar desapercibida (cada uno decide si para bien o para mal, según gustos y preferencias) y con un tono propio, que se ha convertido en una seña de identidad del fabricante y que la diferencia del resto de SuperStratos de Boutique del mercado. Quizás por estos elementos citados deberíamos pensar en la Studio Elite, no como una evolución de la mítica Strato, si no como un concepto de guitarra diferente en si mismo; y más, teniendo en cuenta la variedad de opciones que el fabricante ofrece a la hora de encargar uno de sus instrumentos, pudiendo ajustarla a nuestras preferencias y necesidades, pero siempre manteniendo la personalidad que caracteriza a estas guitarras. Lógicamente, lo anteriormente citado, refleja un precio bastante elevado que lo alejara de bastantes bolsillos. Finalmente, es conveniente volver a destacar que nos encontramos ante un instrumento bastante “particular”, con una personalidad propia y un fuerte carácter, por lo que seria conveniente probar primero, si se esta pensando adquirir una de estas guitarras, ya que puede no ser del agrado de todos, sobre todo si se buscan tonos clásicos; en cambio, si se esta buscando una Strato, pero diferente, buscando ese “algo más”, pocas guitarras hay mejor situadas que una Studio Elite HD. José Luis Morán Fi cha T Fabri écnic c a Mode ante: Jam e Cuerp lo: Studio s Tyler Gu Elite H itars Másti o: Aliso D Diapa l: Arce Form són: Palor a r Trast mástil: T osa es: 22 yler ‘5 Puen 9 t Hard e: Vibrato ware G : Crom 2H Clavij e bloqu ro: 6 en l ado ínea S Golpe eantes perze l a d o r: Per Contr la Entra oles: Volu do m d Pasti a Jack: La en – Tono lla M – Ton ástil: teral Pasti o ll T Pasti a Central: yler Hot L ll a Stude a Puente: Tyler Hot ura Laura Tyler Acab backer S uperC ado: harge Purpl d e Shm ear