Cutaway Guitar Magazine CUTAWAY 69 DEFINITIVO - Page 59

Y ahora viene lo bueno, en 1955 llega el Bandmaster Tweed de 3x10”. ¿Cómo? ¿Un 3x10"? Pues si, con la configuración más “innovadora” de Fender hasta la fecha, pero en un pedazo de señor cacharro. El BM ‘55 metía tres conos de 10” en un mueble de bassman. Que sí, que sí, que no tiene nada que ver con el bandmaster del artículo, así que: ¿Por qué se está poniendo el Bestron tan pesado con este bicho? CONSTRUCCIÓN Y SONIDO Una vez más, típica construcción Fender en amplis de dos canales. Tolex negro, el famoso “silver trim”, la cara plateada con un ribete azul y el grille plateado. El primero tiene volumen y ecualización para agudos y graves. El segundo más de lo mismo pero con trémolo, que es la repera. Los dos canales tienen dos entradas (Hi y Low) y un selector de Bright, que para mi gusto a este ampli le sobra porque ya es bastante agudito sin necesidad de darle más cuchillo treble. Quizás le pueda venir bien con Gibsons, con Fenders para surf y poco más, lo normal es que tires del control de treble por debajo del 7 y ya ahí es agudo de narices. Por detrás el ON/OFF, el Standby, entrada de vibrado y dos salidas para dos pantallas. Sencillo, sin mucha historia y ready to rock.Es un ampli limpio en gran parte del recorrido, no es como un Bassman o Tweed Deluxe que a partir del 3 ya empiezan a rajar. El BM se mantiene limpio (¡y a qué volumen!) hasta más de la mitad. Tan sencillo como que más de uno tenemos grabados en el ADN el sonido de ESE ampli y una Gretsch gracias al “Who’s Next” de The Who. Pete Townshend lo usó en ese pedazo de disco y muchos otros, pero el Who's Next suda Bandmaster Tweed del '55 por todos sus poros. Volviendo al ’67, esta vez de verdad de la buena. Este ejemplar vino de USA hace unos 8 años y fue de los primeros en infectarme con el virus de Fenders viejunos. Costó unos 400 euros, vino intacto y me hizo descubrir las mieles de los silver trim. Amplificadores 59