Cutaway Guitar Magazine CUTAWAY 69 DEFINITIVO - Page 39

S iempre que se habla de una guitarra de viaje se tiende a cometer el error por parte de muchos de pensar en una guitarra de juguete o de mala calidad, un instrumento para salir del paso y en donde el tamaño prima por encima de cualquier otra característica. Sin embargo esto no tiene por qué ser así. E stá claro que por no ser un instrumento principal para un guitarrista, no se suele invertir una gran cantidad de dinero en una guitarra de viaje y eso lo saben los fabricantes perfectamente. Sin embargo no necesariamente los instru- mentos de pequeño tamaño deben de tener una construcción deficiente o estar realizados con maderas y demás elementos de poca ca- lidad, y si hay un nicho de mercado existente ¿Por qué no atenderlo con estándares de cali- dad interesantes? En este sentido en Córdoba Guitars incluyeron en su catálogo la Serie Mini que ahora ha llegado a su puesta al día con la Serie Mini II y perteneciente a uno de los 3 modelos que conforman la serie tenemos para revisar La Córdoba Mini II EB CE. CONSTRUCCIÓN, PALA, MÁSTIL La guitarra tiene un tamaño algo mayor que una guitarra de talla de viaje y presenta una longitud de escala de 22 7/8” (580 mm) que permite que el instrumento se afine en un E estándar, algo que es una ventaja comparado con otras guitarras que por sus medidas deben afinar en A por ejemplo, con lo que ello implica a la hora de acompañar o tocar en contexto con otros instrumentos. De la misma manera el tamaño la aproxima al tono de una guitarra clásica de cuerda de nylon más que a la sonoridad de un ukelele por ejemplo. La guitarra es muy liviana, pesa 1.2 kg, está acabada en poliuretano satinado en color Natural, no se observan juntas mal acabadas, ni sobrantes de cola, ni trastes mal limados, ha pasado un buen control de calidad. Guitarras 39