Cutaway Guitar Magazine CUTAWAY 68 - Page 55

SITUACIÓN El 22 de Febrero de 1951, coincidiendo con la reintroducción de la Esquire, esta vez como una versión más económica de una pastilla de la Broadcaster (la Esquire se ofrecía por 129,95$ y la Broadcaster por 139,95$, el estuche eran 39,95$ a pagar al margen), Fender recibió un telegrama de Gretsch alertándoles que ellos tenían registrada la marca “Broadkaster” para una línea de baterías e instándoles a cambiar el nombre de la guitarra. El 23 de Febrero Don Randall envió un comunicado interno informando que a partir de ese momentose abandonaba la denominación Broadcaster y que se estudiaría un nuevo nombre para la versión de dos pastillas de la guitarra que estaba causando tanta sensación. A partir de ese momento algún empleado de Fender se dedicó a cortar la palabra Broadcaster de las calcas de agua utilizadas en la pala del mástil, de forma que las guitarras que comenzaron a salir por la puerta de 55 Cutaway Magazine /66 Fullerton a partir del 24 de Febrero, ya no eran Broadcaster y sólo llevaban el logo Fender en la pala sin el nombre de ningún modelo, estas guitarras son conocidas por los aficionados como las Nocaster. Poco después Don Randall anunciaría la elección de Telecaster como el nuevo nombre, en concordancia con los tiempos de auge de la televisión en los primeros 50. Como Leo no era un hombre de desperdiciar nada, se siguieron utilizando las calca de agua recortadas que le proveía la Associated Silk Screening (Silk Screen es pantalla de seda, éstas eran calcas impresas con pantallas de serigrafía) hasta que se agotaron, sólo entonces encargó nuevas calcas con el nombre Telecaster. Según los datos de venta de 1951 publicados en el libro “The Blackguard” se calcula que se vendieron entre 450 y 500 Nocaster entre 55