Cutaway Guitar Magazine CUTAWAY 68 - Page 38

Eso es lo que me obsesiona de cualquier músico. Y de mí mismo. La emoción. Sí, yo venía de escuchar mucho a Vai, Satriani, Kotzen cuando era adolescente. Creo que soy un guitarrista que toca poco, que intenta entender la canción para buscar el sonido y el arreglo que pueda hacer que mejore. Empecé a escuchar lo que ellos escuchaban, fui hacia atrás y acabé en la raíz americana más pura. Me obsesioné un poco con todo ello y empecé a estudiar weissenborn, mandolina, banjo… Si no, me callo. ¿Cuál es tu guitarra principal en estos momentos? Ahora mismo estoy enamorado de mi Gibson 355 con Bigsby. Si no tuvieras restricciones econó- micas, ¿qué guitarra te pillarías? Ufff, creo que una Telecaster del 52. Cuestan un dinero que no sé si estaría dispuesto a pagar aunque lo tuviera. Pero es uno de mis sueños húmedos. Y una buena Strato cincuentera, una buena Martín bien añeja… Eres multi-instrumentista a nivel mandolinas, pedal steel, banjo… por lo que deduzco que te gusta la americana. ¿Qué nos puedes contar acerca de ello? 38 Cutaway Magazine /68 Me encanta la música americana y en general todos los folklores y músicas populares de raíz.No sé tocar ningún instrumento bien, ni la guitarra; pero me gusta intentar sacar sonido a todos ellos. Ahora estoy más inmerso en la música americana, pero en la latinoamericana. Quiero aprender un poco de tres cubano y de charango. Es una locura, hay demasiada música maravillosa por disfrutar y aprender. Formas parte del grupo La M.O.D.A. (La Maravillosa Orquesta del Alco- hol). ¿En qué momento se encuentra el grupo? Nos encontramos en un momento precioso. Sacamos nuestro último disco ‘Salvavida (de las balas perdidas)’ a finales de 2017 y llevamos todo el 2018 presentándolo en cada lugar que hemos podido. Hemos hecho más de cien conciertos y la gente ha agotado entradas en todas las ciudades a las que hemos ido.También hemos podido llevar nuestra música a USA, Colombia, México, Irlanda, Inglaterra… un sueño. Además estuvimos grabando un Ep con Steve Albini, aprovechando nuestro paso por Chicago. Hemos tocado en los festivales más grandes y hace un par de semanas hicimos un concierto en el Palacio de Deportes de Madrid. A veces miro atrás y no me creo todo lo que nos está pasando.