Cutaway Guitar Magazine CUTAWAY 63 - Page 39

L a American Vintage Series ha presentado por mucho tiempo algunas de las guitarras más vendidas de Fender (su introducción de principios de los 80, de hecho, fue una de las primeras señales de que Fender estaba “de regreso” cuando terminó la era CBS) todos los modelos que eran revisiones de instrumentos fabricados en el pasado, se habrían agrupado en dicha serie. T odos los instrumentos estaban fabricados con un overall de calidad importante, se situaban próximos a las creaciones más básicas de la Custom Shop, y conseguían poner en manos de los guitarristas verdaderas revisiones históricas en cuanto a especificaciones se refiere y que en las sucesivas actualizaciones cada vez se aproximaban más a las originales. Hablamos en tiempo pasado de las American Vintage porque en este año 2018 la serie ha sido sustituida por la nueva American Original, cuya pro- puesta agrupa por décadas lo que antes se proponía en modelos es- pecíficos de un año concreto. Así nos encontramos con Telecasters, Strats, Jaguars… de los 50s, 60s o 70s. En este artículo vamos a revisitar qui- zá el mayor icono de la guitarra eléc- trica, o por decirlo de otra manera, la primera guitarra eléctrica de cuerpo sólido y de construcción atornillada que tuvo un éxito de aceptación y de ventas, la Telecaster 50s que está ba- sada en la Fender 52 Telecaster de la American Vintage con nuevas puestas al día, sin desvirtuar demasiado el instrumento clásico, pero llevándola a conceptos contemporáneos. Poco o nada queda por decir de una guitarra como la Telecaster que no se haya dicho ya, así que intentaremos centrar la revisión en las caracterís- ticas esenciales y las novedades pro- puestas. COSAS DE TELECASTER La guitarra viene en un estuche tweed de G&G con forro interno de terciopelo en color burdeos, totalmente vintage además de las chuches habituales el ash tray (cenicero) para proteger el puente y que casi siempre se ha usado para lo que su nombre indica. Tiene un peso de 3.8 kg no es ligera pero tampoco cargante, está acabada a la nitrocelulosa como se identifica nada más abrir el estuche por el agradable olor que desprende. El acabado es el Butterscotch Blonde y la capa de laca es muy fina dado la transparencia que se observa y que permite ver el veteado del fresno muy nítido. de aspecto, guarda en su interior guitarras 39