Cutaway Guitar Magazine CUTAWAY 63 - Page 24

E n el número 6 de Cutaway ya hicimos una pequeña introducción sobre lo que es y significa Gretsch en la historia de la guitarra norteamericana y en consecuencia en la historia de la guitarra en general. Ahora en este número y con el mayor de los respetos puesto que se trata de un clásico sobradamente conocido por todos, vamos a dar nuestra visión de la White Falcon, desde el punto de vista de Cutaway y lejos de sentar cátedra . De alguna manera porque ha sido un modelo que siempre nos ha gustado y nos ha llamado la atención. Gracias a Fender nos hemos podido permitir este pequeño lujo. “L a guitarra más bonita que jamás se ha fabricado” rezaba su publicidad en 1962 y en realidad debe de ser algo así porque ha seducido a miles de músicos a través de los tiempos, desde Neil Young a John Frusciante por nombrar a sólo dos muy dispares. Pero hagamos un poquito de historia. Ha principios del año 1954 Jimmie Webster el músico y hombre de marketing de Gretsch por entonces, da vueltas a la idea de diseñar un modelo 24 Cutaway Magazine /63 que pudiera competir con la Gibson Super 400, un poco el buque insignia de la compañía de Kalamazoo en aquellos años. La idea de ornamentar el instrumento de forma llamativa utilizando “ingredientes” que ya usaban en la línea de producción de baterías, combinada con un enorme cuerpo culminó en la llamada “The Cadillac of guitars”: la White Falcon. Fue presentada en sociedad en NAMM de ese mismo verano describiéndola como la guitarra del futuro. Desde su presentación la guitarra ha ido sufriendo, o disfrutando, modifica- ciones, las más significativas han sido para el modelo 6136. En 1957, las pastillas De Armond que montaba inicialmente dieron paso a las Filter-tron. En 1958, la tapa de arce, la marca del diapasón en la zona del pulgar, el logo de la pala horizontal, el puente roller y selector de tono reemplazan las es- pecificaciones originales, así como la opción de salida estéreo. En el 59, se ofrece la segunda versión de salida en estéreo con 3 selectores de tono en un switch. Es en el 60 cuando se añade dos con- troles traseros para mutear. En el 62 se ofrece como opción un Bigsby tailpiece, algunos modelos lle- van la “G” tubular en el trapecio del tailpiece y el modelo estéreo no tenía control de master de volumen. El se- lector de pastillas ocupaba su lugar, 1963 es el año en que los controles de mute cambian a switchs.