Cutaway Guitar Magazine CUTAWAY 59 - Page 35

E l Boss DS-1 es un pedal de distorsión útil para multitud de estilos debido a la versatilidad del sonido que puede ofrecer en función de cómo lo configuremos. El tono general del pedal, sin embargo, tiende hacia un exceso de agudos y a ofrecer una textura “poco valvular”. Eso no significa que suene mal ni mucho menos. Por el precio por el que lo podemos adquirir tanto nuevo como en el mercado de segunda mano, podemos decir que es comercialmente imbatible. Seguro que muchos de los que leen estas líneas han tenido en algún momento un DS-1 en propiedad (el que las escribe, también). No sólo músicos “anónimos” se han acercado al DS-1 debido a su bajo precio. Grandes e influyentes guitarristas lo han utilizado en multitud de grabaciones míticas y conciertos, y no parece que haya sido simplemente por motivos comerciales o de imagen. Los guitarristas, sin embargo, somos seres inquietos en lo que se refiere a sonido, así que no es de extrañar que este modelo en concreto haya sido objeto de experimentación por numerosos profesionales -y aficio- nados- del mundo de la electrónica aplicada al sonido. Con esto queremos decir que, pese a que existen multitud de modificaciones y potenciales “mejoras” sobre el circuito original, el DS-1 es un pedal perfectamente válido tal cual viene de serie. El circuito es relativamente sencillo -que no simple-, como la mayoría de distorsiones basadas en amplificadores operacio- nales (op. amp.) del mercado. pedales y efectos 35