Cutaway Guitar Magazine BAJOS Y BAJISTAS 48 - Page 8

Con esa paleta de sonidos y con el control de Tono Pasivo que incorpora este bajo ya tendríamos más que suficientes opciones para cualquier situación musical que se nos presente. Pero es que además tenemos la posibilidad de activar el circuito Delano de 3 bandas (distribuido en Graves y Medios en un potenciómetro doble y Agudos separados) y de ese modo añadir potencia, pegada, brillo o sencillamente cambiar el carácter del instrumento para adaptarlo a una situación determinada. Un uso que nos encanta de esta configuración es pasar en un segundo de un sonido oscuro y nasal en onda Jaco usando la pastilla del puente en modo pasivo con el Tono ligeramente recortado para después ir a modo activo presionando el Volumen, seleccionar las dos pastillas y acceder a un demoledor sonido de slap ya que previamente habremos dejado el control de graves ligeramente realzado. Es sólo un ejemplo de la enorme cantidad de sonidos que se pueden obtener con este instrumento. No en vano es uno de nuestros fabricantes de pastillas preferidos. Nunca hemos probado un bajo con pastillas Häussel que nos haya defraudado, y desde luego en el caso de este bajo tampoco hay sorpresas. La unidad Split situada en el mástil está colocada exactamente en la misma posición que estaría en un Precision de 20-21 trastes y como seguramente ya sabrás, eso hace que el sonido resultante sea exactamente el que esperas. Ocurre que muchos bajos de 24 trastes tienden a retrasar la colocación de sus pastillas hacia el puente con el fin de dejar más sitio para la técnica de slap o simplemente para mantener una estética más tradicional donde siempre hay cierto espacio entre el final del mástil y la pastilla frontal. lo que obtenemos habitualmente al usar la pastilla del mástil en otros bajos de 24 trastes. Además, el diseño dividido hace que el espacio para el slap sea más que suficiente. Conclusión Este Maruszczyk Elwood L5a24 es un bajo de diseño y carácter clásico que incorpora mejoras y avances actuales, es ligero, versátil y cómodo; todo funciona como debe y además es precioso. Súmale a eso que sale al mercado por un precio más que atractivo y te darás cuenta de que es una combinación ganadora. Por eso no sorprende que cada vez más y más bajistas de todo el mundo incorporen un Maruszczyk a su colección de instrumentos. La única dificultad es elegir uno entre todos los modelos disponibles, pero estamos convencidos de que un bajo como el que acabamos de analizar bien podría ser un instumento con el que afrontaras con garantías cualquier tipo de proyecto, y ello sin tener que arruinarte. La unidad del puente lógicamente exhibe un sonido más incisivo y centrado en frecuencias medias, pero sin llegar a volverse nunca demasiado delgado. Esto es algo vital ya que en muchos bajos la pastilla del puente tiende a carecer de cuerpo, pero nada de eso ocurre con este instrumento. La mezcla de ambas pastillas ofrece quizás el sonido más actual de este bajo ya que la ligera cancelación de fase que siempre se produce al usar dos pastillas a la vez, y más si se trata de formato PJ, hace que el sonido resultante parezca ganar un poco de Joaquín García En este bajo, como puedes ver en las fotos, el espacio presencia al tiempo que disminuye ciertas frecuencias entre la pastilla Split y el traste 24 es más ajustado, pero medias. Es lo que se suele denominar como scooped o lejos de ser un inconveniente, esto hace que el sonido sonido con medios recortados. recogido por esta pastilla sea más grave y cálido que B&B MAGAZINE #48