Cutaway Guitar Magazine BAJOS Y BAJISTAS 48 - Page 7

ya habrás deducido que denominar a estos modelos Elwood y Jake es todo un homenaje a los Blues Brothers, un guiño que nos encanta. La “L” del nombre hace referencia a Lightweight y ciertamente este bajo es ligero ya que pese a ser un 5 cuerdas de formato grande, pesa tan solo 3.9kg, algo que sin duda tu espalda te agradecerá desde el primer minuto. Para conseguir este peso se seleccionan maderas especialmente ligeras y se usan componentes como clavijeros y puente Hipshot de bajo peso (en el caso de los clavijeros además se reduce el cabeceo del bajo, otra ventaja). El resto de la denominación es bastante obvia: 5 cuerdas, Activo y 24 trastes. En cuanto lo tienes en tus manos lo primero que percibes es una tremenda sensación de familiaridad y ello es porque de entrada se ha mantenido la escala tradicional de tiro de 34”, un mástil realmente cómodo con una anchura de cejuela de 46mm y una separación de cuerdas en el puente de 19mm. Es cierto que cuando se trata de bajos de 5 y 6 cuerdas, cada fabricante tiene su enfoque y su forma de diseñarlos, de modo que no podemos decir que haya un estándar, pero lo cierto es que esta combinación de cejuela estrecha y puente con buena separación se nos antoja absolutamente ideal para una inmensa mayoría de bajistas que van a estar realmente cómodos usando cualquier técnica. Además, si vienes de un 4 cuerdas apenas notarás la transición a 5 con este bajo ya que la sensación inicial te resultará mucho más familiar que en bajos con otro tipo de mástil y medidas. Si bien Maruszczyk construyen modelos de clarísima inspiración clásica que prácticamente no se distinguen de los originales, a nosotros nos parecen especialmente interesantes estos bajos donde se parte de un diseño base clásico pero luego nos encontramos con prestaciones diferentes a lo que suele ser habitual en las marcas más establecidas. En el caso de este bajo en concreto esto que comentamos se traduciría en un mástil que incorpora 24 trastes, un juego de pastillas en formato PJ colocadas en la posición donde te las encontrarías en bajos de 20-21 trastes, así como una electrónica activa (con posibilidad de funcionar en modo pasivo, claro está), bajo peso y una quinta cuerda excepcional. O dicho de otro modo, podríamos asegurar que un bajo como este tiene lo mejor de ambos mundos, ya que respeta la estética, dimensiones y ergonomía probada de un bajo clásico, pero con extras actuales que de hecho nos facilitan enormemente la vida. La parte clásica del bajo también incluye las maderas utilizadas para su fabricación, ya que consta de un cuerpo de aliso, mástil de arce con diapasón de arce e incrustaciones de bloque así como binding en el diapasón. La parte más actual vendría dada por los fresados practicados en el cuerpo de aliso para aligerar el peso así como la variante flameada del arce utilizado para mástil y diapasón y también para la preciosa tapa que en este caso está acabada en rojo transparente con pala a juego. El uso del traste cero es una tradición alemana que ya usaron en su día Höfner, Framus, etc. y que aporta por un lado la homogeneidad del sonido (la cuerda siempre nace de un traste, incluso cuando se toca al aire), pero sobre todo una afinación impecable ya que se elimina el efecto de una cejuela que no estuviera perfectamente tallada y donde las cuerdas quedaran demasiado altas (lo cual nos obliga a pulsar más fuerte con la mano izquierda, resultando en una afinación más alta) o demasiado bajas (causando posibles ruidos). Electrónica Dado que la idea con este bajo en concreto era mantener un sonido clásico, se ha optado por equiparlo con dos pastillas Häussel. Larry Häussel es un fabricante de pastillas alemán que lleva toda una vida perfeccionando sus diseños y que ha alcanzado unas cotas de calidad realmente increíbles. BAJOS 6