Cutaway Guitar Magazine BAJOS Y BAJISTAS 48 - Page 31

conclusiones en cuanto a sonido y ergonomía. Nosotros ya lo hemos hecho y podemos decir que nuestra experiencia personal no ha podido ser más positiva, aunque todavía nos falta experimentar mucho ya que solo tenemos parámetros sobre un solo instrumento. Nuestro mundo se ha desarrollado en gran parte en el instrumento de escala única tradicional y debemos tener la mente abierta a experimentar con más instrumentos fanned fret para seguir mejorando sonido, diseño y ergonomía. Con ello tendremos más conocimientos y recursos que podremos aplicar a la mejora de ambos tipos de instrumentos, escala única y fanned, llevando nuestro trabajo un paso más allá. Por lo general empezaríamos asignando las escalas correspondientes a las cuerdas extremas (la más grave y la aguda) y trazando una línea para unirlas entre si obtendríamos las escalas correspondientes a las cuerdas intermedias. De esta manera asignaremos una escala más larga a la cuerda más grave, normalmente 36 o 37” y una escala más corta a cuerda más aguda, 33 o 34” por ejemplo. Con esto ganaremos además un equilibrio no solo en sonido sino también en tensión ya que las cuerdas más gruesas necesitan de más tensión para vibrar correctamente y de ahí que necesiten una escala más larga; lo contrario ocurre con las más finas, que necesitan menos tensión para vibrar correctamente. Al tener cada cuerda según su calibre en una tensión adecuada equilibramos la vibración y por tanto todo son mejoras: ganamos en sonido, nitidez de respuesta, tensión general, comodidad a la hora de ejecutar, mejor afinación y equilibrio en todo el registro del diapasón. Cabe recalcar que muchas de estas mejorías, estos pequeños matices, que aunque puedan tener una base en cuanto a física se refiere, responden la mayoría a observaciones subjetivas por parte de los músicos que han hecho el paso de un instrumento de escala tradicional a multiescala, pero no por ello dejan de tener validez. Ya sabemos que cada cual tiene sus gustos y preferencias y que muchas veces lo que sentimos, las sensaciones que tenemos con un instrumento no tienen por qué ser compartidas con otros músicos. Lo más importante creemos es que cada cual pueda probar uno de estos instrumentos y saque sus propias En cuando a diseño y ergonomía se nos abrió un reto enorme al ser nuestro primer instrumento de este tipo, pasando muchas horas delante del ordenador para llegar a un buen resultado. La base del trabajo fue determinar primero que escalas usaríamos y a partir de ahí empezar a desarrollar la forma del cuerpo, teniendo en cuenta aspectos como el peso, dimensiones generales, acceso a últimos trastes o grosor de mástil entre muchos otros. No s decidimos por usar escala 36” en zona grave y 33” en zona aguda, con separación de cuerdas de 18mm en puente. A partir de aquí empezamos con las dimensiones y forma general del cuerpo, buscando siempre un buen equilibrio en los pesos y buena ergonomía. Básicamente se trataba de modificar y adaptar uno de nuestros modelos ya existentes al sistema multiescala, lo que produjo una modificación considerable del mismo en muchas partes del diseño. Diríamos que la forma general del cuerpo se estiro para adaptarse al sistema fanned, llegando el cutaway largo hasta el traste 12 para mantener un buen equilibrio mientras que el cutaway pequeño se mantenía mas o menos igual. Esto, sumado a la posición individual de cada puente hizo se modificara toda la cavidad de la electrónica y por consiguiente la disposición de los controles y pastillas. Todo un reto de diseño en muchos aspectos. LUTHIER 30