Cutaway Guitar Magazine BAJOS Y BAJISTAS 48 - Page 30

Recientemente hemos terminado en nuestro taller el primer bajo Fanned fret de nuestra corta historia y creemos que es una buena idea aprovechar la experiencia para compartir con los lectores nuestra experiencia, sensaciones, problemas y aciertos que hemos tenido a lo largo de todo el proyecto. B&B MAGAZINE #48 Además, tenemos que sumar a la ecuación el hecho que se trataba de un modelo headless de 6 cuerdas, todo un desafío a nivel de diseño y construcción. Pero antes como siempre vamos a poner sobre la mesa diversos conceptos básicos y a repasar un poco de historia para ver el origen de este sistema tan particular de construcción. Aunque los instrumentos llamados Fanned fret gozan de una gran popularidad hoy en día gracias a marcas como Dingwall o Strandberg por citar a algunos de los muchos lutieres que usan este sistema, si repasamos un poco literatura nos daremos cuenta que este sistema tiene ya bastante tiempo. Concretamente tenemos que remontarnos a principios de los años 80’, cuando un joven Ralph Novak se dio cuenta de la falta de consistencia en el sonido en muchos de los instrumentos que reparaba en su taller. Concretamente se dio cuenta que el registro agudo en guitarras o bajos de escala corta era mejor que la grave y al contrario, en instrumentos con escala larga era mejor el registro grave que el agudo. Con este input en mente Raplh empezó a desarrollar el sistema fanned (inclinado) de trastes para poder conseguir lo mejor de los dos registros (grave y agudo) en un mismo instrumento. Después de años de trabajo y desarrollo finalmente en 1989 Ralph fundó su propia marca de instrumentos, Novax Guitars, y patento el concepto de instrumento multiescala (Fanned fret system). Años más tarde otras marcas empezaron a utilizar el mismo sistema multiescala o gracias a una cesión de la patente o debido al final de misma, convirtiéndose en lo que se llama patente abierta. Este hecho sin duda ayudo enormemente a que muchos otros lutieres empezaran a ofrecer este sistema y por consiguiente a su rápida difusión entre los músicos. Una vez hemos repasado un poco de historia vamos al concepto en sí, la base de todo el sistema, que no es otra que tener diversas escalas en un mismo instrumento. Por lo general, los instrumentos tradicionales se construyen con una longitud de escala única y concreta, esto quiere decir que todas las cuerdas comparten la misma escala independientemente del calibre de cada cuerda. Como longitud de escala entendemos la distancia entre la cejilla (zona donde se apoya la cuerda en contacto con el diapasón) hasta el traste 12 multiplicado por dos. No hemos dicho “distancia desde la cejilla hasta el puente” porque es un error muy común utilizar esta distancia para calcular la escala. Hay que entender que el borde del puente o los sillines no corresponden al final de escala sino que esta esta unos milímetros más hacia atrás para así permitir a los sillines tener recorrido suficiente hacia delante o atrás para poder quintar el instrumento. También debemos entender que cada calibre de cuerda tiene un quintaje (distancia del sillín respecto a la cejilla) diferente y por eso los sillines en nuestro bajo o guitarra están dispuestos de forma diferente. Si tenemos estos conceptos claros ahora podemos pasar a complicarlo un poco más haciendo que nuestro instrumento tenga diversas escalas a la vez, una diferente para cada cuerda, convirtiéndose en un instrumento multiescala, que es la base del sistema Fanned fret. Como se consigue esto os preguntareis, pues inclinando de una forma concreta todos los trastes en el plano dimensional del diapasón.