Cutaway Guitar Magazine BAJISTAS Y BAJISTAS 46 - Page 21

recorta toda esa gama de medios-agudos, creando un sonido un tanto más hueco que se hace inmediatamente agradable al oído. Una vez hecha esa comparación pasamos a activar el pedal Ampeg en el equipo EICH y ver qué ocurre. Pues bien, con la EQ del pedal Ampeg plana no apreciamos gran diferencia, pero cuando pulsamos el interruptor Ultra Lo aparece inmediatamente el clásico sonido Ampeg que habíamos escuchado en el cabezal SVT-VR un minuto antes. Es decir, que realmente funciona. A partir de aquí hemos ido probando cómo se comporta la EQ del pedal y debemos decir que de nuevo se parece mucho a la del cabezal Ampeg SVT- VR. Objetivo cumplido por parte de los ingenieros de Ampeg. Conclusión Podemos afirmar que este pedal nos permite conseguir un timbre Ampeg de la vieja escuela en nuestro ampli Clase D moderno, ligero y neutro de sonido. Añade a esto la ventaja de poder activar este previo a voluntad y podrás acceder a dos mundos totalmente diferentes en un segundo. La verdad es que por lo poco que cuesta este pedal pensamos que no debería faltar en el arsenal de todo bajista que desee obtener un sonido clásico con un equipo moderno Scrambler Bass Overdrive El segundo pedal que analizamos es el Scrambler Bass Overdrive. Se trata de una unidad de saturación como su nombre indica y es la versión actual de un pedal clásico de esta marca ya que el Scrambler original salió al mercado en 1969 con la intención de conseguir un sonido totalmente diferente al de otras unidades similares, entregando una mezcla de Fuzz, Octava alta e incluso una ligera Modulación en Anillo que realmente hacía que tu bajo adquiriera un timbre extremo. Lo cierto es que no obtuvo demasiado éxito comercial y pronto desapareció. En 2005 salió al mercado una reedición basada en la misma circuitería pero con una construcción más sólida corriendo la misma suerte. Por tanto el pedal que tenemos hoy a prueba en Bajos y Bajistas