Cutaway Guitar Magazine BAJISTAS Y BAJISTAS 46 - Page 20

Sonido Ampeg en un pedal de bolsillo súper asequible. No cabe duda de que Ampeg es una autoridad en lo que se refiere a amplificación del bajo eléctrico, habiendo sido la marca de referencia en las pasadas décadas y aún teniendo mucho que decir hoy en día. Con el desarrollo en los años 60 de la línea SVT (Super Valve Technology) crearon un sonido que viene irremediablemente ligado al de las músicas que se han hecho en todos estos años donde había un bajo eléctrico (o un contrabajo) ya fuera pop, rock, punk, jazz, etc. toroidales y más recientemente la amplificación de Clase D (digital) el bajista disfruta de un menor peso, pero muchas veces esto ocurre a costa de perder ese sonido clásico tan cálido y poderoso. La combinación de un stack Ampeg y un bajo clásico (Fender, Rickenbacker, Gibson o Musicman principalmente) ha creado un tipo de sonido que tenemos grabado en nuestra memoria musical e identificamos como “el sonido de bajo de toda la vida”. Aparte de cumplir la función de amplificar el instrumento, lo cierto es que los diseños de Ampeg nunca se B&B MAGAZINE #46 pretendieron amplificar sin más, sino ser parte del todo y aportar un carácter propio al conjunto del sonido. La propia naturaleza de la amplificación a válvulas hace que se potencien ciertos armónicos y se produzca una compresión natural que sin duda es muy agradable al oído. Por eso a día de hoy tiene sentido la expresión “sonido Ampeg”. Con la llegada de tecnologías más actuales como los transformadores La amplificación de Clase D por lo general es más lineal a la hora de reproducir el sonido de nuestro instrumento, pero en algunos contextos eso no se traduce en el sonido ideal y acabamos echando de menos cierto “grano” y ese colorido que aportaban los equipos clásicos. Con esas premisas los ingenieros de Ampeg han sacado al mercado este pedal Classic Analog Bass Preamp que se encarga de reproducir algunas de las características de un stack Ampeg en formato súper reducido. mismo número) y un Rickenbacker 4003, hemos comparado por un lado el sonido de un cabezal Ampeg SVT-VR conectado a una caja EICH XS-112 y por otro lado el pedal Ampeg Analog Bass Preamp conectado al combo EICH BC112 que analizamos en este mismo número de Bajos y Bajistas. La diferencia de sonido entre el combo EICH y el equipo Ampeg SVT-VR es notable, tal y como esperábamos. El equipo EICH es tremendamente lineal a la hora de amplificar el bajo, reproduciendo con exactitud toda la amplitud de frecuencias del instrumento. Por comparación, el cabezal Ampeg entrega un sonido ligeramente más grueso en la zona de medios-graves al tiempo que exhibe una respuesta en agudos más discreta. Pero la diferencia fundamental está en los medios-agudos. Ampeg Classic Bass Preamp Sobre el papel la idea es estupenda, pero ¿funciona? Con la ayuda de un Mientras el equipo EICH entrega la bajo Fender 50’s Classic Precision, un respuesta en medios completa, notamos Marleaux Consat SE (analizado en este enseguida cómo el equipo Ampeg